China confirma ataque en mina, anuncia muerte de sospechosos

La policía china mató a todos menos uno de los 29 sospechosos por un mortal ataque contra una mina de carbón en el que murieron 16 personas en la inestable región de Xinjiang, según dijo el viernes...

La policía china mató a todos menos uno de los 29 sospechosos por un mortal ataque contra una mina de carbón en el que murieron 16 personas en la inestable región de Xinjiang, según dijo el viernes un sitio web oficial. El otro sospechoso fue detenido.

El despacho en Tianshan Net, un sitio de noticias gestionado por miembros del Partido Comunista en Xinjiang, fue la primera confirmación oficial del sanguinario ataque a una mina el 18 de septiembre, que había sido recogido por algunos medios extranjeros pero se mantuvo oculto en China.

China atribuye la violencia en la región al terrorismo, pero las autoridades suelen ser reacias a revelar detalles y han bloqueado la información sobre algunos incidentes con muertos. Eso ha provocado críticas de que Beijing mantiene el control del mensaje para favorecer sus planes en la región, desgarrada por un conflicto étnico entre miembros de la minoría musulmana uigur y la mayoría han.

Según Tianshan, los atacantes se escondieron tras matar a 11 civiles y 5 agentes de policía en la remota mina de carbón de la región de Asku. La mina está controlada por miembros de la mayoría china han.

Radio Free Asia (RFA) --financiada por el gobierno estadounidenses-- fue la primera en informar del ataque a la mina en septiembre. Las consultas en ese momento a autoridades locales no obtuvieron resultado porque o bien no contestaron a las llamadas o dijeron no tener conocimiento del ataque.

Tianshan señaló que las autoridades habían lanzado una gran operación en el área montañosa y que la policía había matado a 28 agresores y detenido al restante para el 12 de noviembre.

Según el sitio oficial, los agresores habían hecho varios contactos con organizaciones extranjeras antes y después, dijo Tianshan sin entrar en detalles.

El anuncio de Tianshan se produjo tres días después de que RFA, citando fuentes locales identificadas, dijera que la policía había matado a 17 sospechosos de tres familias, incluidos mujeres y niños, que estaban acusados de realizar el ataque. RFA dijo que 50 personas habían muerto en el atentado en la mina, una cifra de víctimas mucho mayor de la difundida por Tianshan.

Algunas voces críticas dicen que la violencia en Xinjiang deriva de políticas del gobierno que han marginalizado a los uigures, y también advierten de que la dura represión de Beijing podría estar radicalizando a algunos uigures. El gobierno afirma que trata con justicia a las minorías y que deriva enormes recursos a mejorar su nivel de vida.

Horas después de los atentados terroristas en París del 14 de noviembre, el Ministerio chino de Seguridad Pública difundió un breve comunicado que se cree se refería al atentado y a la consiguiente operación contra "terroristas".

El comunicado, que declaraba "una gran victoria", fue retirado con rapidez sin explicación, pero no antes de que defensores de los derechos uigures en el extranjero sugirieran que Beijing podría tratar de avivar la hostilidad hacia los uigures aprovechando la reacción del público a los atentados de París.

El despacho en Tianshan se publicó seis días después.