Gran Bretaña y EEUU analizan las tensiones con China

después de que China impuso una nueva ley de seguridad.

después de que China impuso una nueva ley de seguridad.

El embajador de China en Londres, Liu Xiaoming, adviritió por Twitter que el Reino Unido debería sufrir las consecuencias de dañar las relaciones bilaterales. Dijo que la nueva medida era una injerencia grosera del Reino Unido en los asuntos internos chinos.

Pompeo calificó las conversaciones en Londres de constructivas y francas, diciendo que abarcaron desde la telecomunicación 5G hasta nuestras negociaciones para un acuerdo de libre comercio bilateral.

Pompeo se reunirá con dirigentes del Partido Conservador de Johnson que bloquearon los planes para darle a la empresa china de telecomunicaciones Huawei un papel importante en la nueva red telefónica de alta velocidad.

Estados Unidos ha presionado a sus aliados para que marginen a Huawei, porque sostiene que el gobierno chino podría utilizar la tecnología para espiar a las naciones occidentales. Huawei rechaza las acusaciones y acusa a Washington de aplicar medidas proteccionistas.

Gran Bretaña, junto con Estados Unidos, Australia y Canadá suspendieron los acuerdos de extradición con Hong Kong, que pasó a ser una región administrativa especial de China cuando el Reino Unido entregó el control del territorio a Beijing en 1997.