Jordanía vería con buenos ojos un estado palestino-israelí

El primer ministro de Jordania dice que el reino reaccionaría positivamente a la creación de un estado binacional que garantice igualdad de derechos a israelíes y palestinos si la anexión que pret...

El primer ministro de Jordania dice que el reino reaccionaría positivamente a la creación de un estado binacional que garantice igualdad de derechos a israelíes y palestinos si la anexión que pretende Israel de partes de la Cisjordania ocupada cierra la puerta a la solución de dos estados.

La comunidad internacional y la autoridad palestina mantienen la posición de crear dos estados para resolver el conflicto. Israel rechaza la idea del estado binacional, ya que teme que una eventual mayoría palestina pondría en peligro la su existencia como estado judío y democrático.

Pero la promesa del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu de anexar hasta un tercio de Cisjordania de manera acorde con el plan para Medio Oriente del presidente estadounidense Donald Trump significaría prácticamente la imposibilidad de crear un estado palestino viable. Los críticos dicen que Israel se vería obligado a elegir entre ser un estado apartheid o conceder igualdad de derechos a todos.

Se cierra la puerta a la solución de dos estados. Yo podría muy bien tener una visión positiva de esto si se abriera claramente la una solución democrática de un estado, dijo el primer ministro jordano Omar Razzaz al diario británico Guardian en una entrevista publicada el martes.

Pero nadie en Israel habla de eso y por eso no podemos dorar la píldora de lo que están haciendo. ¿Quién habla de la solución de un estado en Israel? Hablan del apartheid en todos los sentidos, añadió.

Desafío a cualquiera en Israel a que diga, sí, acabemos con la solución de dos estados, no es viable, dijo. Pero colaboremos en una solución democrática de un estado. Creo que la veríamos con muy buenos ojos. Pero el cierre de una y la expresión de deseos sobre la otra es autoengañarse, simplemente.

Jordania, aliado estrecho de Occidente y uno de los dos estados árabes que ha firmado la paz con Israel, se opone enérgicamente a la anexión. Se alinea con casi todos los estados árabes y occidentales que apoyan el reclamo palestino de un estado en Cisjordania, Gaza y Jerusalén oriental, territorios capturados por Israel en la guerra de 1967.