Puerto Rico planea referendo por pensiones de sector público

y enfrenta unas elecciones primarias el 9 de agosto.

y enfrenta unas elecciones primarias el 9 de agosto.

Vázquez solicitó que el martes se realice una sesión extraordinaria de la legislatura a fin de que los legisladores de Puerto Rico puedan discutir ese y otros temas.

El presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera Schatz, se manifestó a favor del referendo y acusó a la junta de preocuparse más en retribuir a los acreedores que en garantizar el pago de las pensiones.

En caso de aprobarse, la enmienda constitucional estaría destinada a proteger todas las pensiones, incluyendo las actuales.

Me parece que esa medida es fundamental para proteger a los maestros, a los policías, a todos los servidores públicos, afirmó Rivera.

A través de un comunicado, la junta de control federal indicó que se enteró del referendo en la conferencia de prensa y que no ofrecerá comentarios al respecto hasta obtener más información.

Edgardo Román, presidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, dijo en entrevista telefónica que en caso de que el resultado del referendo sea a favor de la protección, las autoridades se verían obligadas a obtener dinero de otros fondos para pagar la deuda.

El año pasado, un grupo de empleados públicos jubilados logró un acuerdo tentativo con la junta para proteger a más de 60% de los jubilados de algún recorte. El trato limitaría los recortes de pensiones a un máximo de 8,5% para aquellos que reciben mensualmente 1.200 dólares o más en beneficios por jubilación, con comparación con un máximo de 25% en reducciones que la junta de control llegó a pretender.

El proceso electoral de noviembre también incluye un referendo de sí o no a la estadidad, si bien el desenlace de esa pregunta depende finalmente del Congreso.