Gran Bretaña suspende acuerdo de extradición con Hong Kong

El gobierno británico suspendió el lunes sus acuerdos de extradición con Hong Kong debido a la ley de seguridad nacional que China impuso sobre el ex territorio británico.

El gobierno británico suspendió el lunes sus acuerdos de extradición con Hong Kong debido a la ley de seguridad nacional que China impuso sobre el ex territorio británico.

En medio de crecientes tensiones con Beijing, el secretario de relaciones exteriores de Gran Bretaña Dominic Raab declaró que alberga dudas sobre la nueva ley y sobre presuntas violaciones de dreechos humanos en China, particularmente contra los uigures. El embargo de armas aplicado a China ahora se aplicará también a Hong Kong, declaró.

Protegeremos nuestros intereses nacionales , insistió Raab.

Defenderemos nuestros valores y exigiremos que China cumpla con sus obligaciones internacionales, añadió.

Anteriormente el primer ministro Boris Johnson dijo que le preocupa la nueva ley y el supuesto abuso de los derechos humanos en China, en particular en relación con el trato hacia la minoría uigur. Johnson prometió ser duro pero no abandonar por completo la relación con China.

Hay un equilibrio aquí, dijo Johnson durante una visita a una escuela. No voy a convertirme en un sinófobo instintivo en cada tema, alguien que automáticamente es anti-China.

El gobernante indicó que dejará que Raab explicará los cambios de extradición en un documento a la Cámara de los Comunes.

Raab dijo el domingo que ya no puede ser lo de siempre. Según informes, el canciller británico planea seguir el ejemplo de Estados Unidos, Australia y Canadá suspendiendo los acuerdos de extradición con el territorio.

Londres ha criticado la decisión de China de imponer una nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong. El Reino Unido acusa a Beijing de violar una declaración conjunta bajo la cual el Reino Unido devolvió el control de Hong Kong a China en 1997, y anunció que abriría una ruta especial a la ciudadanía para hasta 3 millones de residentes elegibles de la comunidad.

Beijing se opone a la medida. El embajador de China en Gran Bretaña, Liu Xiaoming, dijo que el plan es una interferencia grave en los asuntos chinos.

La gente dice que China se está volviendo muy agresiva. Eso es totalmente incorrecto , dijo Liu a Andrew Marr de la cadena BBC el domingo. China no ha cambiado. Son los países occidentales, encabezados por Estados Unidos, los que comenzaron la llamada nueva Guerra Fría en China.

Hace días, Gran Bretaña anunció que ya no daría a la compañía de telecomunicaciones china Huawei participación en su nueva red de telefonía móvil de alta velocidad por cuestiones de seguridad alimentadas por las crecientes tensiones entre Beijing y las potencias occidentales.