Muere un hombre tras ser detenido en Amberes, Bélgica

La fiscalía de la ciudad portuaria de Amberes, en Bélgica, inició una investigación judicial tras la muerte de un argelino de 29 años horas después de ser detenido por la policía.

La fiscalía de la ciudad portuaria de Amberes, en Bélgica, inició una investigación judicial tras la muerte de un argelino de 29 años horas después de ser detenido por la policía.

Varios policías intervinieron en la terraza de una cafetería en el centro de Amberes después de que el hombre empezara a agredir a la gente y arrojar muebles, indicó a The Associated Press el portavoz policial, Sven Lommaert. En medios sociales circulaban acusaciones de brutalidad policial, con el lema Asesinato en Amberes.

Los agentes se vieron obligados a esposar al hombre, indicó la fiscalía de la ciudad.

En un momento dado, el hombre se encontró mal y se notificó a los servicios de urgencias. El hombre fue trasladado en estado crítico al hospital, donde murió anoche, señaló la oficina fiscal.

Lommaert declinó dar detalles sobre las pesquisas, aunque dijo que el hombre parecía alterado cuando la policía llegó a la escena el domingo por la tarde, señalando que estaba sangrando y tenía una herida en la cabeza. Los policías en el lugar pensaron que estaba bajo los efectos de algún narcótico.

Imágenes compartidas en Twitter mostraban al hombre en el suelo y retenido por dos policías. Los agentes le derribaron en el piso para impedir que se hiciera daño a sí mismo o a otros, dijo Lommaert.

Fue trasladado al hospital, donde fue operado, dijo el vocero. Su muerte se certificó entre las 21 y las 22 horas".