La actriz británica Tilda Swinton, poseedora de una belleza andrógina que le otorga una apariencia inquietante, se ha prestado a formar parte de una instalación artística en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA).

Swinton, ganadora de un Oscar por Michael Clayton, apareció el sabado por sorpresa en el interior de una urna, aparentemente dormida sobre un colchón y una almohada. Estaba vestida con unos sencillos pantalones y camisa, y junto a la almohada había unas gafas negras de pasta.

Parte de la originalidad es que no se había anunciado ni aparecía en el programa del museo Para el asombro de los visitantes, la actriz formaba parte de la instalación llamada The Maybe, y su 'performance' duró todo el día. Según la revista People, ni siquiera el equipo del MoMA estaba informado de que Swinton iba a participar en esta obra de arte.

Sin embargo no es la primera vez que la intérprete, conocida por películas tan diversas como Tenemos que hablar de Kevin, Las crónicas de Narnia, Orlando o Constantine, donde ejercía del arcangel Gabriel, participa en este montaje de la autora Cornelia Parker.

The Maybe se estrenó en Londres en 1995 en la Gallería Serpentine y posteriormente también fue expuesta en el Museo Barracco en Roma.

Según fuentes del MoMA, parte del interés de esta instalación es que no se había anunciado ni aparecía en los programas, tampoco hay declaraciones del artista ni de lo que hay detrás de esta obra. Su filosofía es "ahora lo ves, ahora no lo ves".

Tilda irá a dormir dentro de su caja de cristal cuando le apetezca durante este año. Podrá cambiar de lugar e incluso dormir en cualquier espacio del MoMa.