Mandatario de Kuwait, de 91 años, es operado "con éxito"

El gobernante de Kuwait, de 91 años, fue operado con éxito el domingo, según la agencia estatal de noticias, en un procedimiento que requirió que el príncipe heredero recibiera poderes temporales...

El gobernante de Kuwait, de 91 años, fue operado con éxito el domingo, según la agencia estatal de noticias, en un procedimiento que requirió que el príncipe heredero recibiera poderes temporales para asumir sus tareas.

Kuwait no ha detallado por qué necesitó el jeque Sabah Al Ahmad Al Sabah un tratamiento médico no anunciado. Sin embargo, su inesperada cirugía podría inspirar una nueva lucha de poder entre la familia gobernante.

La agencia estatal de noticias KUNA había descrito el sábado la hospitalización de Sabah como "chequeos médicos", citando un comunicado de palacio. Varias horas más tarde, KUNA publicó una segundo reporte indicando que el príncipe heredero, Nawaf Al Ahmad Al Sabah, de 83 años, había asumido algunos de los poderes del jeque de forma temporal, sin explicar por qué era eso necesario.

Sin embargo, una copia del decreto ministerial publicado por la revista oficial del país, Kuwait Al-Youm, a la que tuvo acceso The Associated Press el domingo, indicaba que el príncipe tendría poderes ampliados durante la duración del procedimiento quirúrgico hasta que termine el incidente de salud.

El decreto no entró en detalles. El Ministerio kuwaití de Información no entró en detalles en un primer momento, aunque poco después, la agencia estatal KUNA dijo que Sabah había sido operado con éxito, sin dar más información.

El jeque Sabah, muy popular en su país miembro de la OPEP, asumió el gobierno en 2006, apenas nueve días después de que comenzara el reinado del enfermo jeque Saad Al Abdullah Al Sabah. Las preocupaciones se habían acumulado en el breve mandato de Saad, que sólo había aparecido en público en silla de ruedas y sin hacer declaraciones.

Sin embargo, el ascenso del jeque Sabah chocaba con un acuerdo informal sobre el reparto de poder entre las ramas de la familia gobernante. Aunque Kuwait ha tenido estabilidad política y tiene el parlamento con más competencias del Golfo Pérsico, se han registrado luchas internas por el poder en un segundo plano.

Kuwait tiene 4,1 millones de personas y las sextas reservas de crudo conocidas más grandes del mundo.

El país es un firme aliado de Estados Unidos desde que la Guerra del Golfo de 1991 expulsó a la ocupación iraquí de Saddam Hussein. Kuwait acoge ahora a 13.500 efectivos estadounidenses, muchos en Camp Arifjan, al sur de Kuwait City, donde también está el comando avanzado central del Ejército de Estados Unidos.