Oregon demanda al gobierno federal por arrestos en marchas

La secretaria de justicia de Oregon pidió el sábado una orden judicial para impedir que agentes federales detengan a gente en Portland. Las protestas registradas cada noche en la ciudad durante siet...

La secretaria de justicia de Oregon pidió el sábado una orden judicial para impedir que agentes federales detengan a gente en Portland. Las protestas registradas cada noche en la ciudad durante siete semanas han enfrentado ahora a las autoridades locales con el gobierno de Trump.

Agentes federales, algunos vestidos de camuflaje y otros con uniformes oscuros de Seguridad Nacional, emplearon gas lacrimógeno al menos dos veces para dispersar multitudes el viernes por la noche, según The Oregonian/OregonLive.

En la ciudad más grande de Oregon se han producido manifestaciones contra el racismo sistémico y la brutalidad policial cada noche desde que la policía de Minneapolis mató a George Floyd el 25 de mayo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha condenado las marchas, y el secretario de Seguridad Nacional, Chad Wolf, tachó a los manifestantes de anarquistas descontrolados en una visita a la ciudad.

Antes de que las autoridades federales emplearan medidas y mensajes agresivos, las protestas habían frustrado al alcalde, Ted Wheeler, y a otras autoridades locales, que dijeron que un pequeño grupo de activistas violentos estaba haciendo sombra al mensaje de los manifestantes pacíficos en la ciudad. Wheeler ha dicho que la presencia federal en la ciudad está escalando la situación de tensión y les ha pedido que se marchen.

Metan a sus tropas en sus propios edificios, o hagan que salgan de nuestra ciudad, dijo Wheeler el viernes.

La secretaria de Justicia Oregon, Ellen Rosenblum, demandó el viernes por la noche a Seguridad Nacional y al Servicio de Alguaciles ante una corte federal. En su demanda, indicó que agentes federales no identificados han detenido a gente en las calles de Portland sin advertencia o explicación, sin orden judicial y sin forma de determinar quién ha ordenado esta acción.

Rosenblum pidió una orden temporal de alejamiento para detener de inmediato las detenciones ilegales de ciudadanos de Oregon por parte de las autoridades federales.

La actual escalada de miedo y violencia en el centro de Portland se está viendo impulsada por estrategias de las fuerzas federales que son completamente innecesarias, dijo Rosenblum en un comunicado.

El gobierno ha desplegado agentes federales, como el Grupo de Operaciones Especiales de Alguaciles de los Estados Unidos y un equipo de élite de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos con base en la frontera de México y Estados Unidos, para proteger propiedades federales.

Sin embargo, algunos agentes han recorrido la ciudad en camionetas sin distintivo y detenido a manifestantes, sin identificarse en el proceso, en calles que no estaban cerca de propiedades federales, según informó esta semana Oregon Public Broadcasting.

En otro incidente que aumentó las tensiones, un agente del Servicio de Alguaciles disparó el 11 de julio a la cabeza de un manifestante con munición menos letal que las balas. El manifestante quedó herido de gravedad.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el representante federal Earl Blumenauer, demócrata de Oregon, emitieron un comunicado el sábado condenando las acciones del gobierno de Donald Trump.

Vivimos en una democracia, no una república bananera. No toleraremos el empleo de ciudadanos de Oregon, Washington, o ningún otro estadounidense, como piezas de atrezo en los juegos políticos del presidente Trump. La Cámara de Representantes está comprometida con actuar rápido para detener de inmediato estos indignantes abusos de poder, afirmaron.