Presidente de Kosovo no teme acusación de crímenes de guerra

y 1.641 siguen consideradas desaparecidas. El conflicto armado terminó después de una campaña aérea de la OTAN contra las tropas serbias que duró 78 días.

y 1.641 siguen consideradas desaparecidas. El conflicto armado terminó después de una campaña aérea de la OTAN contra las tropas serbias que duró 78 días.

Kosovo, dominada por albaneses, declaró la independencia de Serbia en 2008, una medida que el gobierno serbio en Belgrado no reconoce.

Los fiscales han acusado a Thaci, al expresidente del parlamento Kadri Veseli y a otros todavía no identificados, de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, incluidos asesinatos, desapariciones forzadas, persecución y tortura. Ambos hombres han declarado su inocencia.

Mi tarea es defender a Kosovo al no permitir que el proceso al que me han metido injustamente se convierta en un obstáculo en el trabajo para mejorar el futuro de Kosovo, dijo Thaci.

El Tribunal Especial para Kosovo, una corte con personal internacional que trabaja bajo la ley de Kosovo, está obligado a analizar las acusaciones de que miembros del ejército cometieron crímenes de guerra y contra la humanidad. Un juez previo al juicio no ha decidido si proceder con el caso de Thaci.

El presidente, quien dijo que renunciará si el juez procede con el caso, exhortó a civiles y políticos en Kosovo a construir el camino de la democracia y coexistencia multiétnica para fortalecer nuestra democracia, mejorar el bienestar y construir puentes de paz duradera entre nosotros y nuestros vecinos.