El Salvador: piden ley para dar bono a trabajadores de salud

El ministro de Salud de El Salvador, Francisco Alabí, pidió el viernes a la Asamblea Legislativa que apruebe una ley de emergencia que le permita liberar los recursos de las arcas del Estado para en...

El ministro de Salud de El Salvador, Francisco Alabí, pidió el viernes a la Asamblea Legislativa que apruebe una ley de emergencia que le permita liberar los recursos de las arcas del Estado para entregar un bono a los trabajadores del sistema de salud público que se encuentran en la primera línea de la batalla contra el COVID-19.

El presidente Nayib Bukele anunció el 10 de abril la entrega de un bono especial de 150 dólares para todo el personal del Estado que está en las labores de contención de la pandemia, y en especial a los trabajadores del sistema de salud público. Sin embargo Alabí señaló en conferencia de prensa que, aunque se cuenta con los fondos en las arcas del Estado para pagar el bono, necesitamos que la Asamblea Legislativa puede avalar ese estado de emergencia para poder liberar los fondos. Recalcó que, para usar el dinero, se debe de tener un marco jurídico para poder transferir bonificaciones que no estaban contempladas en el presupuesto general de la nación.

Por otra parte, el ministro de Salud abordó el tema de avanzar con la segunda fase del levantamiento de las restricciones impuestas a las operaciones comerciales programadas para el martes 21 de julio y sostuvo que no sería congruente aumentar la exposición de la población.

El 16 de junio, tras casi tres meses de cuarentena, El Salvador puso en marcha la primera fase de la reapertura económica, pero debido al incremento acelerado de contagios y fallecidos por el nuevo coronavirus, el 5 de julio Bukele anunció que se retrasaba el arranque de la segunda fase.

Con la primera fase, los taxis y los ubers volvieron a recorrer las calles y carreteras, se permitió la reapertura del sector construcción, la industria manufacturera, textil y electrónica, los centros comerciales para ventas en línea o por teléfono y restaurantes a domicilio o para llevar.

Según estimaciones del Ministerio de Economía, con esta primera fase más del 58% de la población está involucrada en las actividades permitidas.

Alabí dijo que la actual aceleración de la pandemia en el país, con un rápido crecimiento de casos, no ofrece un escenario para iniciar la segunda fase y afirmó que lo que se necesita es disminuir la transmisión de persona a persona y limitar el crecimiento de la enfermedad.

El Salvador registra 11.207 casos confirmados, 309 fallecidos y 6.422 personas han vencido la enfermedad, mientras que hay 4.476 casos activos, 412 en estado crítico y 826 graves.