Argentina inicia cautelosa flexibilización de cuarentena

El presidente argentino Alberto Fernández anunció que a partir del sábado se flexibilizará de forma escalonada y con recaudos la larga cuarentena que rige en el país desde marzo para frenar el av...

El presidente argentino Alberto Fernández anunció que a partir del sábado se flexibilizará de forma escalonada y con recaudos la larga cuarentena que rige en el país desde marzo para frenar el avance del nuevo coronavirus.

Entre el 18 julio y 2 de agosto vamos a ir tratando de volver a la vida habitual en este mundo diferente y lo vamos a hacer escalonadamente. Mientras tanto, seguiremos fortaleciendo el sistema de salud, dijo el mandatario en un acto oficial celebrado el viernes en el que estuvo acompañado de las autoridades de distintos distritos argentinos.

Fernández resaltó que el país está lejos de ganar la batalla a la pandemia que en Argentina ha contagiado a más de 110.000 personas y causado la muerte a unas 2.100 personas y acotó que en cualquier momento puede disponer una marcha atrás.

La apertura de ciertas actividades comerciales y deportivas fue anunciada luego de dos semanas de supresión de las mismas en Buenos Aires y una treintena de localidades cercanas debido al incremento de contagios y muertes y en el marco de una cuarentema que rige desde el 20 de marzo, una de las más largas en la región.

Datos optimistas nos permiten ver que este tiempo de aislamiento en el írea Metropolitana de Buenos Aires ha sido útil,, acotó Fernández.

En ese sentido, señaló que se ha ralentizado la velocidad de contagio y de la ocupación de camas de terapia intensiva.

No obstante, el mandatario advirtió que Argentina está lejos de superar el problema y señaló que, aunque 91% de los casos de los últimos días ocurrieron en el írea Metropolitana de Buenos Aires, el virus sigue circulando existe posibilidad de contagio en cualquier parte del territorio.

La flexibilización se produce cuando el aislamiento social y la falta de actividad económica han generado un hartazgo y una creciente preocupación en la sociedad.

En lo que se refiere a la capital argentina, el alcalde Horacio Rodríguez Larreta dijo que hubo una mejora sustancial de la situación, ya que en los últimos 25 días el promedio de casos de contagios se mantuvo estable entre 900 y mil al día.

Rodríguez Larreta anunció que implementará un plan integral y gradual que se realizará con mucha prudencia y puede tener avances y retrocesos.

El plan consta de seis etapas; la primera, que comprenderá las dos próximas semanas, habilitará progresivamente actividades como las de los peluqueros y abogados y dispondrá la apertura de comercios de barrio.

Se reanudará la actividad física en la vía pública a partir del lunes -que había sido anulada en las dos últimas semanas- y los menores podrán salir más a menudo a pasear con sus padres.

El regreso de los niños a los colegios no está contemplado todavía y el transporte público seguirá habilitado únicamente para los trabajadores esenciales, como los que se desempeñan en el sector de la alimentación, de la seguridad y la salud.

En tanto, las autoridades de la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país, indicaron que volverán a abrir empresas que estuvieron inactivas durante el reciente endurecimiento de la cuarentena, así como comercios barriales.