COI advierte contra boicots de Juegos Olímpicos

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, advirtió el viernes contra los boicots para Juegos Olímpicos al momento de anunciar que buscará su reelección el próximo año.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, advirtió el viernes contra los boicots para Juegos Olímpicos al momento de anunciar que buscará su reelección el próximo año.

Bach tiene altas probabilidades de permanecer cuatro años más en 2021 después de que casi la mitad de los 100 integrantes del COI elogiaron su desempeño durante una reunión anual realizada en línea.

Como pueden imaginar, yo podría escuchar esto por siempre, bromeó Bach durante cerca de media hora de elogios por el trabajo realizado en su primer periodo de ocho años que inició en 2013, y varios miembros del COI de antemano aplaudieron su candidatura para un segundo periodo.

La primera etapa de Bach al frente del COI se vio afectado por el escándalo de dopaje ruso, pero ha sido un periodo económicamente estable para el Comité. La televisora estadounidense NBC firmó un acuerdo de derechos de transmisión a largo plazo y nuevos patrocinadores de primer orden se incorporaron, incluyendo el gigante minorista chino Alibaba.

Los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing, actualmente programados para febrero de 2022, serán una potencial prueba para el segundo periodo de Bach ”y de acuerdo con el reglamento del COI, sería su única extensión en el cargo.

Si bien no hay muestras de un boicot, se prevé que el historial de violaciones a los derechos humanos en China sea un blanco previo a la justa olímpica invernal. Algunos legisladores y diplomáticos han criticado al gobierno chino por la detención y trato hacia el grupo étnico musulmán de los uigures y a activistas a favor de la democracia en Hong Kong.

Los boicots y la discriminación por razones políticas o nacionalidad se presentan de nueva cuenta como un peligro real, advirtió Bach en su discurso en Lausana, Suiza. Un boicot deportivo solamente castigaría a los deportistas del país que hace el boicot e impediría que su población comparta los logros, el orgullo y la alegría de su selección olímpica.