México pone a militares a cargo aduanas terrestres, puertos

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el viernes que las aduanas terrestres y marítimas de México estarán a partir de ahora en manos de los militares para que haya seguridad y se evi...

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el viernes que las aduanas terrestres y marítimas de México estarán a partir de ahora en manos de los militares para que haya seguridad y se evite la introducción de drogas y armas.

La decisión de rescatar las aduanas, dijo el mandatario, se tomó por la mala administración de los puertos, el mal manejo de las instalaciones y la corrupción.

Hemos tomado la decisión, acabo de darlo a conocer al gabinete de seguridad, de que las aduanas terrestres y marítimas van a estar a cargo de elementos de la Secretaría de la Defensa y de la Secretaría de Marina y lo mismo en el caso de los puertos del país", indicó en conferencia de prensa desde Manzanillo, en la costa del Pacífico.

El responsable de Aduanas, Horacio Duarte, explicó que el personal será propuesto por el ejército y la marina y que trabajará bajo la coordinación, bajo el mando que estamos ejerciendo desde la Administración General de Aduanas, lo que sugiere que, al menos en lo formal, la máxima autoridad sería civil.

Hace casi un año López Obrador había reconocido que todo lo que tenía que ver con aduanas estaba muy podrido, que estaba secuestrado por la delincuencia organizada y que las autoridades habían sido sus cómplices.

Una de las más infiltradas es la aduana de Manzanillo, en el estado de Colima, afirmó entonces, pero se está limpiando todo.

Sin embargo, esa limpieza no tuvo los objetivos deseados y decidió cambiar al responsable de las aduanas en abril, cargo para el que designó a Duarte.

Las denuncias de corrupción han sido reiteradas no sólo en Manzanillo sino también en otro puerto del Pacífico, el de Lázaro Cárdenas, en Michoacán, adonde llegan gran parte de los precursores químicos para fabricar metanfetaminas. Y en los puentes internacionales del fronterizo estado de Tamaulipas, por donde pasa la mayor parte del comercio con Estados Unidos y que, según los expertos, son puntos estratégicos para el tráfico de drogas y armas.

Duarte indicó que el objetivo ahora será combatir todo tipo de contrabando de drogas, armas y dinero; generar más seguridad y aumentar la recaudación.

Añadió que ya hay personal militar en puestos de aduanas y que ahora se trabaja en encontrar el mecanismo legal para que esos elementos pasen a la parte civil.

No quedó claro si las aduanas de los aeropuertos se incorporarían a este nuevo esquema de funcionamiento y el Servicio de Administración Tributaria no respondió de forma inmediata a AP sobre este tema.

En anteriores administraciones las fuerzas armadas ya habían tomado el control de algunos puertos por periodos determinados.

López Obrador había insinuado su interés en asignarles esta labor y en sus 20 meses de gobierno cada vez ha dado más poder al ejército: creó a la Guardia Nacional -integrada fundamentalmente por militares-, legalizó su participación en las labores de seguridad pública y encomendó a las fuerzas armadas importantes obras de infraestructuras, como el nuevo aeropuerto de la capital.

La fórmula presentada el viernes para las aduanas recuerda la que se implantó en el Instituto Nacional de Migración desde el año pasado cuando se puso a varios militares en activo o retirados como jefes regionales de la institución pero bajo mando civil.