COVID-19 azota a ancianos abandonados en un asilo en Bolivia

Más de 60 ancianos de un asilo boliviano se contagiaron con el nuevo coronavirus y al menos diez murieron en las últimas dos semanas bajo sospecha de la enfermedad en la región de Cochabamba, una d...

Más de 60 ancianos de un asilo boliviano se contagiaron con el nuevo coronavirus y al menos diez murieron en las últimas dos semanas bajo sospecha de la enfermedad en la región de Cochabamba, una de las más afectadas por la pandemia en medio de un ascenso de la enfermedad en el país.

Los contagios se dieron en el asilo San José, en el cual se reportaron los primeros fallecidos hace dos semanas. Primero se pensó que fueron por causas naturales, aunque después otros asilados empezaron a enfermar y al realizarles una prueba de COVID dieron positivo, dijo el jueves a la AP la religiosa María Hulapaya, de las hermanitas de los ancianos en situación de pobreza.

Andrea García responsable de la dirección de género de la alcaldía de esa ciudad, al centro de Bolivia, precisó el mismo jueves que al realizar las pruebas rápidas, 64 ancianos resultaron contagiados y hasta que no se conozcan los resultados de todos los fallecidos estarán bajo sospecha de la enfermedad.

Solo entre hoy y ayer en la noche han fallecido tres y eso ya nos preocupa por que no habido una atención rápida de los servicios de salud, agregó García.

En el lugar hay 104 ancianos, 14 funcionarios y 10 religiosas, una de las cuales también se infectó. Este es el asilo con más contagios y muertos de ancianos en situación de pobreza que se ha registrado en el país.

El mes pasado, en El Alto, ciudad vecina a La Paz, unos 20 adultos mayores fueron infectados y seis fallecieron con sospechas de la enfermedad mientras que en la región sureña de Potosí se reportaron 40.

Bolivia registra un acumulado de 52,218 contagios y 1,942 decesos en medio de una saturación de los hospitales públicos en las regiones más afectadas como Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Beni.

La presidenta interina Jeanine íñez se contagió con la enfermedad aunque hasta ahora sólo ha presentado una tos leve que fue superada, indicó su reporte médico. Siete de sus ministros también informaron que se infectaron.

Uno de los cercanos colaboradores de la presidenta, el ministro de Economía, í“scar Ortíz entró a terapia intensiva ante las complicaciones por el virus, confirmó el jueves su esposa, Ojdana Salvatierra, al diario El Deber.