España envía a México al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya

en 2012 pero luego se gastó la mitad en una propiedad a nombre de su esposa.

en 2012 pero luego se gastó la mitad en una propiedad a nombre de su esposa.

Aparentemente 2013 fue un año lucrativo para Lozoya. En los documentos judiciales se afirma que Odebrecht presuntamente le ofreció seis millones de dólares en sobornos con el fin de que le consiguiera un contrato para renovar una antigua refinería. A la larga, la firma brasileña le habría pagado cinco millones de dólares.

La empresa Altos Hornos de México, que posteriormente le vendió a Pemex una planta de fertilizantes a un precio inflado cuando Lozoya dirigía esta última, presuntamente le pagó 3,4 millones de dólares en 2012. Una vez más, el exfuncionario utilizó 2,58 millones de ese dinero para adquirir una propiedad en un elegante vecindario de la Ciudad de México.

Lozoya siempre ha negado haber cometido delito alguno, pero huyó de México y estuvo prófugo un mes en el extranjero hasta que la policia española lo arrestó en febrero.