La vida trae vida: Pintos espera con optimismo a su hijo

Abel Pintos sueña con el día en el pueda reencontrarse con su público en vivo.

Abel Pintos sueña con el día en el pueda reencontrarse con su público en vivo.

Acostumbrado a estar en los escenarios desde la infancia, el cantautor argentino ha calmado este deseo con lives sorpresa en Instagram, y la semana pasada participó en un concierto online de Billboard Argentina para apoyar a profesionales de la industria afectados por la pandemia del coronavirus.

Cada músico donó algún objeto personal para subastarse; Pintos dio una armónica.

Todo lo recaudado va a una asociación que está ayudando a las familias de los trabajadores, dijo Pintos el martes en una entrevista por videollamada. Ha sido muy noble lo que hizo Billboard.

Durante su cuarentena, el intérprete de Oncemil y Cien años" ha aprovechado para leer, hacer música y pasar más tiempo con su pareja, Mora Calabrese, con quien espera su primer hijo (Calabrese es madre de una niña de una relación previa).

Es la primera vez para mí, dijo Pintos. Aprovecho la oportunidad de ser testigo y estar acompañando a mi pareja a cada segundo de este proceso tan milagroso, tan maravilloso.

Tener hijos en medio de una pandemia puede resultar estresante debido a los cuidados extremos que deben tener los futuros padres, pero el enfoque de Pintos es de total optimismo.

Siempre digo que la vida trae vida; cada vez que hay un nacimiento viene un flujo de vida y una corriente de vida y de luz y de sabiduría para todos. No tengo ninguna duda de que Agustín, que es quien viene en camino, va a traer todo eso para nosotros, para nuestra familia, dijo el músico de 36 años.

En sus redes sociales, se mantiene muy activo y cercano al público. Y no sólo se limita a publicar sus propias creaciones, también comparte lo que escucha: un día es Rihanna, otro Mercedes Sosa, otro Green Day.

Me hace ilusión que de repente alguien esté desayunando y estemos escuchando el mismo disco al mismo tiempo en distintos lugares del mundo, dijo Pintos, quien también agradeció las playlist que le envían sus seguidores, pues así ha podido conocer más música nueva.

Su más reciente sencillo, El hechizo, que interpreta a dúo con la cantante española Beatriz Luengo, mezcla cumbia y música electrónica y lo acerca más a la pista de baile.

La pieza lanzada a finales de abril fue todo un trabajo de equipo: producida por Yotuel Romero, el líder de la banda cubana de Orishas y además pareja sentimental de Luengo; y coescrita por Pintos, su hermano Ariel, Luengo y el músico español Diego Cantero.

Su respectivo video, filmado antes de la pandemia, en enero, fue dirigido por Agustina Tafet y filmado en el Palacio Sans Souci, un bello edificio neoclásico de 1918 cercano a Buenos Aires, con una pareja de bailarines de danza contemporánea.

Teníamos un sólo día para rodar, recordó Pintos. Había tres escenas, la mía, la de Beatriz y la de los bailarines, rodándose al mismo tiempo... Fue una dirección maratónica pero muy bien lograda.

Luengo colaboró en otras canciones que formarán parte del próximo álbum de Pintos, quien espera poder lanzarlo a finales de este año. El mes entrante dijo que estrenará un nuevo sencillo.

A comienzos de año también lanzó Y la hice llorar con Los íngeles Azules. La canción, que se ha mantenido en las listas de popularidad de Billboard, estará incluida en el próximo álbum de la popular agrupación de cumbia mexicana, De Buenos Aires para el mundo. El título hace eco del grito de batalla de la banda: ¡De Iztapalapa para el mundo!

Los íngeles Azules son originarios de la alcaldía Iztapalapa de clase trabajadora, una de las más afectadas por el coronavirus en la Ciudad de México.

Pintos aprovechó para enviarles a sus residentes "un abrazo muy grande, toda mi solidaridad, todo mi amor y el deseo de que Dios y la Virgen los proteja y puedan resolver todo este momento de la mejor manera.

Yo deseo, como hombre de fe, que ojalá se encuentre una solución pronto, dijo.