EEUU: Piden a la Fed hacer más para estimular la economía

La gobernadora de la Reserva Federal Lael Brainard advirtió el martes que la economía estadounidense parece estar aletargándose tras una breve recuperación y llamó al banco central a tomar medida...

La gobernadora de la Reserva Federal Lael Brainard advirtió el martes que la economía estadounidense parece estar aletargándose tras una breve recuperación y llamó al banco central a tomar medidas agresivas para apuntalar el crecimiento económico.

Brainard destacó que las contrataciones y el consumo aumentaron más de lo esperado entre mayo y junio pero que ello fue básicamente reflejo de la temporal reapertura de restaurantes, bares y otros negocios en algunos estados.

Esas reaperturas ahora han causado un resurgimiento del coronavirus que amenaza con echar por tierra todo ese avance, señaló la economista, partidaria de mantener bajas las tasas de interés para estimular el empleo y menos preocupada por la inflación.

Resurgimientos intermitentes del virus o una amplia segunda ola de contagios podrían provocar una renovada tendencia hacia el distanciamiento social - ya sea obligatorio o voluntario - que a su vez podría afectar la recuperación o incluso presagiar una recaída de la actividad económica, dice Brainard en comentario preparados.

Algunos indicadores monitoreados por el personal de la Junta de la Reserva Federal... sugieren que la fuerte mejora registrada en mayo y la primera mitad de junio podría desaparecer, añadió.

La advertencia de Brainard surge poco después de que California reimpuso una gran cantidad de restricciones ante un resurgimiento del coronavirus allí. Otros estados, entre ellos Florida y Texas, también están revocando sus medidas de reapertura al sufrir una renovada embestida del virus. El número de casos diarios está en aumento en por lo menos 38 estados de Estados Unidos.

Brainard aseveró que el banco central estadounidense debe tomar más medidas para estimular la economía. Afirmó que las directrices a futuro, en que la Fed indica sus próximos cambios en cuanto a las tasas de interés, constituyen una manera crucial de apoyar la economía. El banco central estadounidense utilizó ese método después de la crisis financiera del 2008-2009, para dar a consumidores y negocios un mejor panorama de hacia dónde se dirigían las tasas de interés.

El banco central podría indicar que no aumentará su tasa de referencia, actualmente casi en cero, hasta que la inflación regrese a la meta de 2% que le ha fijado la institución, expresó Brainard.