El Real Madrid, más aplicado y superior tras confinamiento

El Real Madrid reservó su mejor versión para el tramo final de La Liga española, posicionándose como el mejor equipo tras el confinamiento y estar a un paso de destronar a su máximo rival.

El Real Madrid reservó su mejor versión para el tramo final de La Liga española, posicionándose como el mejor equipo tras el confinamiento y estar a un paso de destronar a su máximo rival.

Mientras que los altibajos fueron la tónica del Barcelona en la reanudación de la temporada, el Madrid ha sido perfección. Los merengues han ganado cada uno de sus partidos y afrontan las últimas dos fechas con una diferencia de cuatro puntos.

Este campeonato es un premio a la regularidad y la constancia en el trabajo de todo el año. El confinamiento nos vino bien para reaccionar y tomarnos bien la vuelta", comentó el capitán madridista Sergio Ramos tras la victoria el lunes por 2-1 ante el Granada, la novena seguida tras el parón.

Preparamos muy bien esos meses de trabajo en casa y cuando nos incorporamos teníamos claro el objetivo de ganar. Ojalá podamos celebrarlo el jueves como Dios manda.

El Madrid puede alzar el trofeo por 34ta ocasión, cifra récord en España, si el jueves derrota de local al Villarreal o si el Barcelona no logra ganarle al Osasuna el mismo día. Empates en los últimos dos compromisos también bastarán para que el Madrid asegure su primer título de liga desde 2017.

Después de estar tres meses en casa de forma obligada te dan la posibilidad de volver a jugar e intentas prepararte bien y es lo que hicimos", valoró el técnico Zinedine Zidane. "Tenemos gente preparada para conseguir cosas como el partido de hoy, pero faltan dos partidos y el jueves queremos intentar ganar el partido.

El Madrid es el único equipo con marca inmaculada tras la reanudación, presumiendo de su mejor racha de la temporada. Había perdido tres de sus últimos cuatro partidos en todas las competiciones previo a la paralización, incluyendo la derrota en casa ante el Manchester City por la Liga de Campeones.

Los merengues retomaron el torneo doméstico con una desventaja de dos puntos ante el Barcelona. Pero recuperaron el liderato cuando el club catalán desmejoró y empató tres de sus nueve partidos.

Han salido airosos, pese a jugar de local en el estadio Alfredo Di Stéfano, en su ciudad deportiva de Valdebebas, debido a que realizan obras de remozamiento al Santiago Bernabéu.

Nos preparamos para intentar ganar todos los partidos, y no es fácil ganar nueve partidos seguidos en esta Liga, que es la más complicada de todas", dijo Zidane. No hay partidos fáciles, pero siempre pensamos que podemos ganar porque tenemos calidad para eso. Estoy orgulloso de los jugadores.

El último partido del Madrid será el domingo en la cancha del Leganés, un equipo que lucha contra el descenso. El Barcelona también cerrará fuera de casa y contra otro equipo amenazado por el descenso: el Alavés.