Dirigente catalán exige investigar denuncias de espionaje

El presidente del Parlamento catalán exigió el martes que el gobierno español investigue informes de que su teléfono celular fue blanco de espionaje, presuntamente por parte de los servicios de se...

El presidente del Parlamento catalán exigió el martes que el gobierno español investigue informes de que su teléfono celular fue blanco de espionaje, presuntamente por parte de los servicios de seguridad españoles.

Roger Torrent, quien apoya la independencia de Cataluña, dijo que los informes demuestran lo que ya sabíamos: que el estado español espía a sus adversarios políticos.

Es importante que se conozca la verdad, dijo en una declaración televisada.

Según un informe publicado por El País y The Guardian el martes, Torrent recibió advertencias el año pasado de que su teléfono era blanco de un programa de espionaje que de acuerdo con su fabricante solo se vende a gobiernos y servicios de seguridad.

Los diarios español y británico mencionaron una demanda en Estados Unidos relacionada con el programa informático de espionaje que aprovechaba una vulnerabilidad en la aplicación WhatsApp que permitiría acceder a todo el contenido en un teléfono. Los informes no incluyeron pruebas de hackeo del teléfono de Torrent.

Otros dos notorios independentistas catalanes también fueron vigilados, según los informes. Los intentos de Cataluña de separarse de España y constituir una república independiente son desde hace años un tema áspero para los gobiernos españoles.

El servicio de inteligencia español, conocido por la sigla CNI, se negó a responder sobre las denuncias.

La oficina del presidente del gobierno Pedro Sánchez dijo en un comunicado que no tenía conocimiento del hackeo. Añadió que semejante medida requeriría la autorización de un juez.

Según los diarios, WhatsApp cree que los ataques ocurrieron en abril y mayo del año pasado. A lo largo de dos semanas, 1.400 usuarios de WhatsApp fueron presuntamente blancos del programa Pegasus, vendido por la empresa israelí NSO Group.

Facebook, propietario de WhatsApp, reconoció que los ataques se produjeron en la época en que el teléfono de Torrant fue un presunto blanco, pero no entró en detalles. La empresa ha demandado a NSO en relación con los ataques.

Izquierda Republicana, un partido independentista al que pertenece Torrant, y la coalición JxCat exigieron el martes que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, comparezca ante una comisión parlamentaria para responder acerca de los informes.