Brasil: Despiden a funcionaria tras aumento de deforestación

El gobierno de Brasil despidió el lunes a una funcionaria del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales cuyo departamento es el responsable de monitorear la Amazonía vía satélite, apenas tr...

El gobierno de Brasil despidió el lunes a una funcionaria del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales cuyo departamento es el responsable de monitorear la Amazonía vía satélite, apenas tres días después de que se publicaran datos de junio que mostraron un continuo incremento en la deforestación.

Lubia Vinhas era la coordinadora general del Instituto de Observación de la Tierra, que cuenta con divisiones que monitorean la Amazonía y paneles para debatir el cambio climático con organizaciones de la sociedad civil. Esta institución pertenece a su vez al Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, por sus siglas en portugués).

Se desconoce si el despido de Vinhas estuvo relacionado con la publicación de los datos. Su subordinado al frente de la división que supervisa directamente el monitoreo vía satélite de la deforestación de la Amazonía continúa en su puesto. En un comunicado publicado el lunes en la noche en su cibersitio, el INPE indicó que el cambio forma parte de una reorganización de la agencia para mejorar las sinergias.

Sin embargo, el momento del cese, justo tras conocerse los datos de junio, provocó la protesta de los ambientalistas, que señalan que puede ser un eco de un despido de alto perfil en la misma agencia el año pasado. El presidente del país, Jair Bolsonaro, es un crítico de los ambientalistas y defiende un mayor desarrollo económico en la Amazonía, algo que muchos adversarios ven como un guiño a los mineros y madereros ilegales.

Vinhas fue elegida en 2018 para un periodo de cuatro años, pero el ministro de Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes, decidió cesarla luego de dos años y tres meses en el cargo. El INPE apuntó en su comunicado que el antiguo departamento de Vinhas se fusionará con otros, y que ella supervisará la implementación de una nueva base de datos de georreferenciación.

Las cifras del INPE publicadas el viernes muestran que en el mes de junio se deforestaron 1.034 kilómetros cuadrados (400 millas cuadradas) de selva amazónica, un nuevo récord mensual desde que se comenzaron a recopilar los datos en 2015.

La deforestación total en la Amazonía brasileña entre enero y junio fue de 3.069 kms cuadrados (1.890 millas cuadradas), un 25% más que en el mismo periodo de la primera mitad del año pasado.

Observadores externos vigilan de cerca la gestión ambiental brasileña antes de la llamada temporada de quemas controladas, durante la cual los propietarios emplean el fuego para limpiar los terrenos. Entre ellos hay gestores de fondos que dicen estar estudiando desinvertir en el país y que la semana pasada se reunieron con el ministro de Medio Ambiente y vicepresidente, el general Hamilton Mourí£o, .

En mayo, Bolsonaro puso al ejército al frente de los esfuerzos para frenar la deforestación luego de que los incendios del año pasado causaron la mayor destrucción vista en 11 años. Pese a esto, los datos del INPE muestran un aumento continuado.

___

Savarese informó desde Sao Paulo.