Wall Street cae por efectos de coronavirus en la economía

Wall Street recibió el lunes un doloroso recordatorio de que la pandemia de coronavirus no se ha ido a ninguna parte, y lo que las acciones habían ganado por la mañana repentinamente se convirtió ...

Wall Street recibió el lunes un doloroso recordatorio de que la pandemia de coronavirus no se ha ido a ninguna parte, y lo que las acciones habían ganado por la mañana repentinamente se convirtió en pérdidas luego de que California dio marcha atrás a sus planes de reapertura debido a un aumento en el número de casos.

El índice S&P 500 cayó 0,9% luego de que California anunció que extenderá el cierre de bares y la prohibición a comer dentro de restaurantes en todo el estado, entre otras restricciones. Es una de varias entidades del oeste y sur de Estados Unidos donde los casos y muertes a causa de coronavirus están aumentando y amenazando la incipiente recuperación de la economía.

El anuncio de California, que representa 15% de la economía del país, combinado con un incremento en las tensiones entre la Casa Blanca y China, hizo que el mercado perdiera el 1,6% de ganancias que había acumulado en la jornada.

Los títulos tecnológicos registraron las pérdidas más grandes: Microsoft tuvo una caída de 3,1%. Es un gran paso atrás para los gigantes tecnológicos, que habían tenido buen desempeño bajo la apuesta de que pueden seguir creciendo sin importar la situación de la economía.

Hay una sensación cada vez mayor de que la recuperación del cierre relacionado con el virus será más prolongada, más desigual de lo que quizás el mercado pretendía, dijo Willie Delwiche, estratega de inversiones en Baird. Y si a eso sumas varias compañías tecnológicas que habían subido tremendamente en las últimas semanas, también hay un poco de agitación.

Las pérdidas de las compañías tecnológicas contribuyeron a que el compuesto Nasdaq bajara 226,60 puntos, o 2,1%, para terminar en 10.390,84. El promedio industrial Dow Jones sacó una ganancia de 10,50 unidades, menos del 0,1%, para establecerse en 26.085,80.

El S&P 500 cedió 29,82 puntos para cerrar en 3.155,22.

En una señal de una disminución de expectativas para la economía, los rendimientos de los bonos del Tesoro cayeron y las acciones de pequeñas empresas tuvieron peor desempeño que sus rivales más grandes. El índice Russell 2000 de pequeñas empresas perdió 1,3%.

La volatilidad afectó a los mercados justo cuando comienza la temporada de reportes de ganancias.

Se tiene previsto que varios de los bancos más grandes del país reporten sus resultados el martes, incluido JPMorgan Chase, y las expectativas son casi universalmente terribles en todo el S&P 500.

Los analistas dijeron que las ganancias por acción de las compañías más grandes de Estados Unidos probablemente se hundieron casi 45% de abril a junio, respecto a los niveles que registraron hace un año. Esa sería la caída más grande desde lo más profundo de la Gran Recesión de 2008, de acuerdo con FactSet.

En tanto, la decisión de la Casa Blanca de rechazar casi todos los reclamos chinos en el mar de la China Meridional agravó el nerviosismo en el mercado. Las dos economías más grandes del mundo han tenido diferencias por todo, desde la pandemia de coronavirus hasta derechos humanos.

El rendimiento de los bonos de Tesoro a 10 años cayó de 0,63% a 0,61%.

El crudo estadounidense de referencia bajó 1,1% para terminar en 40,10 dólares por barril. La mezcla Brent, de referencia internacional, perdió 1,2% a 42,72 dólares por barril.