EEUU: PAC apoyará a candidatos dispuestos a reformar policía

En medio de una reflexión sobre el racismo en todo Estados Unidos, una coalición de grupos progresistas formó un comité de acción política para respaldar a candidatos locales que estén dispuest...

En medio de una reflexión sobre el racismo en todo Estados Unidos, una coalición de grupos progresistas formó un comité de acción política para respaldar a candidatos locales que estén dispuestos a reasignar dinero de los departamentos de policía tradicionales a otros servicios sociales.

El comité WFP Justice Fund, nacido del movimiento Defund the Police (Desfinanciar a la Policía), está encabezado por el Partido de Familias Trabajadoras y el Proyecto de Justicia Electoral del Movement for Black Lives. El comité de acción política ha entregado su documentación a la Comisión de Elecciones Federales y planea empezar a aceptar contribuciones e investigar a candidatos para apoyarlos.

Los organizadores describieron los planes a The Associated Press el lunes como un contrapeso al poder político de los sindicatos policiales y como una forma de seguir educando a los votantes sobre lo que la iniciativa de desfinanciar significa. El resultado, señalaron, sería un cambio en los presupuestos de los gobiernos locales y en los sistemas de seguridad pública del país.

Nos hemos regido por una era en la que la ˜ley y orden™ era un sello de aprobación, donde el apoyo de las fuerzas del orden de alguna manera significaba legitimidad, dijo Maurice Mitchell, director ejecutivo del Partido de Familias Trabajadoras, que respalda a candidatos socialdemócratas y progresistas en todos los niveles del gobierno.

Así que estamos creando un contrapeso que pueda producir el espacio para que los funcionarios electos hagan el trabajo que se está exigiendo desde las calles, comentó Mitchell, y añadió que el objetivo es dejar de invertir en cosas que no están funcionando y hacerlo en las que sí.

Los organizadores señalan las encuestas públicas que han salido desde la muerte de George Floyd ocurrida el 25 de mayo en Minneapolis bajo custodia de la policía.

En junio, un sondeo de la AP y el NORC Center for Public Affairs Research encontró un cambio drástico en las opiniones de la nación en torno a la policía y la raza. En comparación con hace cinco años, una mayor cantidad de estadounidenses cree que la brutalidad policial es un problema grave y que muy a menudo apunta de una manera desigual a personas de raza negra y no se castiga. El cambio palpable entre estadounidenses blancos fue notable entre esas claras mayorías.