Países europeos debaten uso obligatorio de mascarillas

en lugar de exponer a sus poblaciones al riesgo de infectarse en enormes bailes y entre despreocupados vacacionistas.

en lugar de exponer a sus poblaciones al riesgo de infectarse en enormes bailes y entre despreocupados vacacionistas.

El debate de si las mascarillas deben ser obligatorias no se desarrolla sólo en Estados Unidos, donde la tasa de infecciones sube rápidamente.

El primer ministro Boris Johnson exhortó el lunes a los residentes de Gran Bretaña a usar coberturas faciales en tiendas y otros espacios pequeños al interior, pero no lo hizo obligatorio.

Mientras tanto, el gobierno de Francia dijo el lunes que considera exigir el uso de mascarillas en todos los espacios cerrados en un momento en que hay señales de un ligero aumento de casos confirmados, y una gran disminución en la vigilancia pública. En días recientes, científicos franceses han presionado para tal requisito cuando las familias atraviesan el país para el periodo vacacional, pero el gobierno permanece cauteloso.

En otras partes de Europa, donde la curva del virus se ha aplanado en gran medida, la mayoría de los gobiernos hicieron que las mascarillas fueran obligatorias en cuanto comenzaron a reabrir sus economías, exigiendo su uso en tiendas y otros espacios públicos al interior y en el transporte público. Algunos países han impuesto requisitos de mascarillas cuando hubo nuevos brotes en días o semanas recientes.