Manchester City logra revocar sanción de 2 años en Champions

El Manchester City logró revocar el lunes su sanción de dos años de la Liga de Campeones, con una inesperada victoria legal.

El Manchester City logró revocar el lunes su sanción de dos años de la Liga de Campeones, con una inesperada victoria legal.

El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS, por sus siglas en francés) respaldó la apelación del City contra la sanción de la UEFA, aunque impuso al club una multa de 10 millones de euros (11,3 millones de dólares) por no cooperar con los investigadores independientes.

El tribunal consideró que algunas de las acusaciones de la UEFA, que señalaban al City por incumplir las normas financieras durante varios años, habían expirado.

El TAS tenía previsto publicar un veredicto detallado por escrito en los próximos días. Ello podría explicar el por qué el caso de la UEFA no se ajustó a sus propias reglas, y mostrar cómo se evaluaron las pruebas.

Man City se une al Paris Saint-Germain, Milan y Galatasaray en una lista de clubes que han derrotado a la UEFA a la hora de apelar casos relaciones con el reglamento financiero en los últimos dos años.

La decisión del tribunal de tres jueces permite al equipo dirigido por Pep Guardiola jugar en la fase de grupos de la próxima edición de la Liga de Campeones. El caso no afecta a la posición del City en esta temporada de la competición, que se reanuda el mes que viene.

La victoria del City le garantiza decenas de millones de dólares en dinero de premios de la UEFA la próxima temporada. También le protege de un éxodo de jugadores que pudieran abandonar el club para competir en el torneo europeo con otro club.

Guardiola había prometido seguir en Manchester sin importar lo que pase en los tribunales.

El club celebra las implicaciones de la decisión de hoy como una validación de la posición del club y las pruebas que pudo presentar, dijo el City en un comunicado.

La UEFA castigó en febrero al Manchester City por graves infracciones de las normas de supervisión financiera y por no cooperar con los investigadores. Entre las acusaciones está que el City, propiedad de la familia real de Abu Dabi, había desinformado durante años al organismo que rige el fútbol europeo para cumplir las normas de Juego Limpio Financiero, un requisito para disputar los torneos europeos de clubes.

El City negó cualquier mala práctica y dijo tener pruebas irrefutables de que las acusaciones no eran ciertas.

La decisión del TAS hace hincapié en que la mayoría de las supuestas infracciones reportadas por la Cámara de Adjudicaciones del (comité financiero de clubes de la UEFA) no se demostraron o habían expirado, indicó el tribunal.

La victoria del City creará dudas sobre el futuro del programa de Juego Limpio Financiero de la UEFA, creado en 2009 a raíz de la crisis financiera global.

El reglamento se empleó para sancionar a varios clubes, como el caso del Galatasaray turco en 2016, al que marginó por una temporada de las copas europeas. El City fue el primer club en ser sancionado por dos años.

En un comunicado, la UEFA apuntó la culpa a sus propios investigadores y jueces al resaltar que los expertos del TAS consideraron que no había pruebas suficientemente concluyentes para confirmar todas las conclusiones" de su comité de control financiero de clubes. También porque muchas de las presuntas infracciones habían prescrito debido al período de cinco años" bajo el reglamento de la UEFA.

La UEFA podría recurrir al tribunal supremo de Suiza. Pero las apelaciones a fallos del TAS rara vez prosperan y suelen ceñirse a cuestiones de procedimiento legal.

Gestionado con urgencia, el fallo fue dado a conocer un mes después de una audiencia de tres días realizada mediante videoconferencia entre Suiza e Inglaterra. El fallo completo, detallando las pruebas, el testimonio de expertos y los razonamientos de los jueces, será divulgado dentro de unos días.

La investigación de la UEFA fue puesta en marcha tras la filtración de correos electrónicos y documentos de ejecutivos del City por la revista alemana Der Spiegel en noviembre de 2018. Lo más seguro es que fueron obtenidos por un hacker en Portugal.

Los documentos parecieron mostrar que el City engañó a la UEFA al exagerar los montos de los acuerdos de patrocinio entre 2012-16, además de encubrir la fuente de los ingresos vinculados a compañías respaldadas por las autoridades de Abu Dabi.

El City nunca cuestionó la autenticidad de los documentos, pero argumentó que las pruebas fueron robadas y se reportaron sin el debido contexto. No quedó claro el lunes cuánto incidieron los documentos filtrados en el caso.

La UEFA había avalado previamente las cuentas del City desde 2014. En ese año, la UEFA impuso al City una multa de 20 millones de euros (22,6 millones de dólares) por su bolsa correspondiente a la Champions, en la primera investigación sobre las finanzas de los clubes europeos. El campeón francés PSG recibió la misma multa en un caso similar.

El fair play financiero fue creado por la UEFA hace 11 años para tratar de estabilizar la economía del fútbol, monitoreando las finanzas de los 200 clubes que cada año participan en sus competiciones. Los clubes deben presentar cuentas balanceadas en cuanto a ingresos comerciales y gastos por transferencias y salarios. Los acuerdos de patrocinio relacionados con dueños acaudalados deben ajustarse a un monto equilibrado con el mercado.

Los detractores del fair play financiero sostienen que blinda a los clubes históricos, con enormes y fieles hinchadas, de rivales ambiciosos que cuentan con respaldo de gobiernos, como es el caso del Man City y del PSG, propiedad de Qatar.

La UEFA dijo el lunes que ella y la Asociación de Clubes Europeos siguen comprometidas con sus principios.