200.000 votan en las primarias prodemocracia en Hong Kong

Cientos de miles de hongkoneses acudieron el fin de semana a votar en unas primarias no oficiales de dos días celebradas por el bando prodemocracia, que se preparaba para designar a sus candidatos pa...

Cientos de miles de hongkoneses acudieron el fin de semana a votar en unas primarias no oficiales de dos días celebradas por el bando prodemocracia, que se preparaba para designar a sus candidatos para las próximas elecciones legislativas.

La votación se celebraba dos semanas después de que Beijing impusiera una estricta ley de seguridad nacional en el territorio semiautónomo, una iniciativa ampliamente considerada como una erosión del modelo de un país, dos sistemas, según el cual Gran Bretaña entregó el territorio a China en 1997. Se aprobó en respuesta a las protestas masivas del año pasado, que pedían más democracia y más control sobre la policía.

Se formaron largas filas de gente esperando a votar bajo el calor del verano, pese a una advertencia la semana pasada del ministro hongkonés de asuntos constitucionales, Eric Tsang, de que las primarias podrían incumplir la nueva ley de seguridad porque la norma prohíbe la interferencia y obstrucción de los deberes del gobierno local.

Los organizadores restaron importancia a esas declaraciones, señalando que sólo querían obtener una mayoría en la cámara para exigir responsabilidades al gobierno.

La legislación prohíbe las actividades que Beijing considere secesionistas, subversivas o terroristas, así como intervención extranjera en los asuntos de Hong Kong. La ley otorga amplios poderes a la policía para hacer registros búsquedas sin órdenes judicial y ordenar a proveedores y plataformas de internet que retiren mensajes que se considere infringen la ley.

La policía registró el viernes la oficina del Instituto de Investigación de Opinión Pública, coorganizador de las primarias. Se sospechaba que el sistema informático había sido pirateado, provocando una filtración de datos, según indicó la policía en un comunicado. Había una investigación en marcha.

El bando prodemocraica, que incluye a varios partidos, intenta unir fuerzas y utilizar la primarias para probar a los mejores candidatos en las elecciones legislativas oficiales de septiembre. Su objetivo es ganar una mayoría en la legislatura, que suele inclinarse hacia el bando afín a Beijing.

Activistas prodemocracia prometieron vetar el presupuesto del gobierno si obtenían una mayoría parlamentaria. La líder de la ciudad, Carrie Lam, debe dimitir si se veta dos veces una ley importante como el presupuesto, según la Ley Básica de Hong Kong, que rige el territorio.

Sólo el sábado acudieron casi 230.000 personas a los centros de votación colocados en toda la ciudad, superando las expectativas de los organizadores de unos 170.000 votantes en todo el fin de semana.