Tormenta tropical Fay amenaza costa de EEUU en el Atlántico

La tormenta tropical Fay, la sexta tormenta con nombre de la temporada de huracanes del Atlántico, comenzó a alejarse de la costa de Carolina del Norte el jueves por la noche, con la mira puesta sob...

La tormenta tropical Fay, la sexta tormenta con nombre de la temporada de huracanes del Atlántico, comenzó a alejarse de la costa de Carolina del Norte el jueves por la noche, con la mira puesta sobre la costa del Atlántico medio y el sur de Nueva Inglaterra.

En su aviso del jueves a las 11 de la noche, el Centro Nacional de Huracanes de Miami dijo que Fay se movía con dirección norte a unos 13 kph (8 mph) y se anticipa que tome velocidad en el próxio par de días. El vórtice del meteoro se ubica unos 137 kilómetros (85 millas) al noreste de Cabo Hatteras y presenta vientos máximos sostenidos de 75 kph (45 mph).

Se emitieron avisos preventivos para la zona comprendida entre Cape May, en Nueva Jersey, y Watch Hill, Rhode Island. El área incluye Long Island y el Estrecho de Long Island en Nueva York.

Según los meteorólogos, Fay se fortalecerá ligeramente hasta el viernes, luego se debilitará y entrará a tierra firme. El NHC dijo que la tormenta arrojará entre 7 y 12 centímetros (3 y 5 pulgadas) de lluvia a lo largo y cerca de su trayectoria, creando la posibilidad de inundaciones repentinas donde caigan los aguaceros más fuertes.

En tanto, la tormenta tropical Cristina se fortalece frente a la costa oeste de México y se pronostica que se convertirá en el primer huracán de la temporada del Pacífico para el viernes por la mañana, aunque es poco probable que represente alguna amenaza para tierra firme.

El NHC dijo que la fuerza de los vientos de la tormenta se acercaba a la de un huracán y se tenía previsto que se convierta en huracán pronto, pero que podría empezar a debilitarse el viernes por la noche.

Cristina tenía vientos máximos sostenidos de 110 km/h (70 mph) para el jueves por la tarde. Se ubicaba a 574 kilómetros (335 millas) al sur-suroeste de la punta de la península de Baja California. Se movía al oeste-noroeste a 19 km/h (12 mph).

El NHC señaló que se prevé que la tormenta gire hacia el oeste durante el fin de semana y se adentre más en el Pacífico.