EEUU: Empleadores pueden negarse a pagar anticonceptivos

La Corte Suprema de Estados Unidos falló el miércoles en favor de los derechos religiosos de empleadores en dos causas que pudieran llevar a que más de 70.000 mujeres queden sin anticonceptivos gra...

La Corte Suprema de Estados Unidos falló el miércoles en favor de los derechos religiosos de empleadores en dos causas que pudieran llevar a que más de 70.000 mujeres queden sin anticonceptivos gratuitos, y que decenas de miles de personas pierdan una forma para demandar por discriminación en el sitio de trabajo.

En ambos casos, la corte falló 7-2, y tanto jueces conservadores como liberales votaron en favor del argumento del gobierno federal y de los empleadores religiosos.

En la más prominente de las dos causas, relacionada con la reforma de la salud púbica por el gobierno de Barack Obama, los jueces dieron luz verde a los cambios solicitados por la administración. El gobierno anunció en el 2017 que les permitiría a más empleadores no proveer la cobertura gratuita de anticoncepción requerida por la ley, pero tribunales inferiores habían bloqueado los cambios.

El fallo es una victoria significativa en un año electoral para el presidente Donald Trump, que cuenta con un fuerte respaldo de los evangelistas y de otros grupos cristianos para votos y respaldo a políticas. Fue además una buena noticia para el gobierno, que en semanas recientes ha sufrido reveses en la Corte Suprema.

En uno de ellos, la corte rechazó un intento de Trump de poner fin a las protecciones legales para 650.000 jóvenes inmigrantes. En otro, los jueces dijeron que una histórica ley de derechos civiles protege a los gays, lesbianas y transgéneros de discriminación laboral.

Otra decisión especialmente importante espera a Trump. Los jueces deberán decidir el jueves si el Congreso y el fiscal del distrito de Manhattan pueden ver las declaraciones de impuestos y otros documentos financieros del presidente que éste ha tratado de mantener privados.

El miércoles, la portavoz de la Casa Blanca Kayleigh McEnany se sumó a grupos conservadores en celebraciones de la decisión del máximo tribunal sobre los anticonceptivos. La decisión de hoy de la Corte Suprema es una gran victoria para la libertad religiosa y la libertad de conciencia, dijo en una declaración.

Grupos liberales y demócratas, incluyendo la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, lamentaron la decisión, que llamó una malinterpretación fundamental de la ley de salud.

La administración Trump sigue tratando de anular la ley de salud de Obama en su totalidad y se ha sumado a Texas y otros estados gobernados por republicanos para tratar de que los jueces lo hagan. Esa causa va a ser considerada en el periodo de sesiones de la corte que comienza en octubre.

El juez Clarence Thomas, quien escribió el fallo por la mayoría, dijo que el gobierno tenía la autoridades para hacer los cambios y siguió los procedimientos apropiados para ello.

___

El reportero de The Associated Press Mark Sherman contribuyó a este despacho.