Alemania cierra investigación de ataque en Oktoberfest 1980

Fiscales alemanes dijeron el miércoles que dieron por finalizada su investigación de un mortífero ataque de ultraderecha en el Oktoberfest de Múnich en 1980, más de cinco años después de que re...

Fiscales alemanes dijeron el miércoles que dieron por finalizada su investigación de un mortífero ataque de ultraderecha en el Oktoberfest de Múnich en 1980, más de cinco años después de que reabrieron el caso con la esperanza de que nuevos testimonios identificaran a conspiradores hasta entonces desconocidos.

Trece personas murieron, entre ellas tres niños, y más de 200 resultaron heridas al estallar una bomba en el festival de la cerveza Oktoberfest la noche del 26 de septiembre de 1980. Uno de los muertos fue el agresor, el estudiante Gundolf Koehler, partidario de un grupo proscrito de extrema derecha.

La investigación se cerró en 1982. Pero en diciembre de 2014, la procuraduría federal dijo que volvería a investigar al aparecer un testigo hasta entonces desconocido.

El miércoles, la procuraduría dijo que no se había podido corroborar la declaración del testigo de que había varios conspiradores. Añadió que no hallaron pruebas contundentes de que hubiera otros participantes, instigadores o cómplices en el ataque de Koehler, aunque no se podía descartar del todo esa posibilidad.

La investigación tampoco halló pruebas de la participación penalmente pertinente de miembros de grupos de extrema derecha, dijeron los fiscales, pero lo que no está en duda es la motivación ultraderechista del propio Koehler.