Holanda: Hallan prisión improvisada con "cámara de torturas"

La policía holandesa arrestó a seis hombres tras descubrir una prisión improvisada mediante contenedores que incluía una cámara de torturas a prueba de ruidos equipada con sillón de dentista, pi...

La policía holandesa arrestó a seis hombres tras descubrir una prisión improvisada mediante contenedores que incluía una cámara de torturas a prueba de ruidos equipada con sillón de dentista, pinzas, bisturíes y esposas, anunció un alto funcionario el martes.

El macabro hallazgo fue realizado por funcionarios que seguían pistas generadas por datos de teléfonos que decodificó recientemente la policía francesa. Las policías británica y holandesa han arrestado a cientos de sospechosos sobre la base de los mensajes cifrados.

El hampa holandesa, implicada en la producción y tráfico de drogas en gran escala, se ha caracterizado por su violencia creciente.

La policía dijo la semana pasada que sus investigaciones, con el nombre clave 26Lemont, basadas en millones de mensajes de los teléfonos EncroChat, condujeron al arresto de un centenar de sospechosos, la incautación de más de 8.000 kilos de cocaína y 1.200 kilos de metanfetamina y el desmantelamiento de 19 laboratorios de elaboración de drogas sintéticas. Además, se incautaron decenas de armas de fuego.

El 22 de junio, la policía arrestó a seis hombre bajo sospecha de secuestro y asalto grave, entre otros delitos. Descubrió los siete contenedores convertidos en prisión en un depósito en Wouwse Plantage, una aldea en el suroeste de Holanda cerca de la frontera con Bélgica, según el comunicado emitido el martes.

Descubrieron el rastro en mensajes de un teléfono EncroChat que incluían fotos del sillón de dentista con cinturones sujetos a los apoyabrazos. Los mensajes llamaban al depósito la sala de tratamiento y el ebi, una alusión a una cárcel holandesa de máxima seguridad. Los mensajes revelaban la identidad de las futuras víctimas, las que se ocultaron al recibir la advertencia, dijo la policía.

Un video emitido por la policía muestra a un equipo fuertemente armado que derriba la puerta del depósito y descubre la prisión improvisada. Otro equipo armado detuvo a un sospechoso en Rotterdam.

Seis de los contenedores eran para utilizar como celdas en las que se podía sujetar a las personas y un contenedor era la cámara de torturas, dijo Andy Kraag, jefe de investigaciones de la policía nacional en un video distribuido por ésta. Añadió que el operativo impidió una serie de crímenes violentos.

En el allanamiento se encontraron bolsas con cortadoras de setos, bisturíes y pinzas, probablemente para torturar o al menos presionar a las víctimas, dijo el comunicado.

En allanamientos de otros inmuebles se hallaron uniformes y pertrechos policiales, vehículos robados, armas y drogas.

Una corte en ímsterdam ordenó detener a los sospechosos por 90 días mientras continúa la investigación.