Ejército identifica restos de soldado desaparecida en Texas

Un comandante del Ejército confirmó el lunes que los restos desmembrados que fueron descubiertos la semana pasada enterrados cerca de Fort Hood son los de una soldado de 20 años que desapareció ha...

Un comandante del Ejército confirmó el lunes que los restos desmembrados que fueron descubiertos la semana pasada enterrados cerca de Fort Hood son los de una soldado de 20 años que desapareció hace más de dos meses de su base en Texas.

El mayor general Scott Efflandt, comandante de Fort Hood, dijo en conferencia de prensa que el médico forense de las fuerzas armadas determinó mediante análisis de ADN que los restos son los de la especialista Vanessa Guillén. El domingo, la abogada de la familia de la soldado había indicado que oficiales del Ejército le habían informado la noticia a sus parientes.

Ahora enfrentamos las secuelas de uno de los actos más atroces que puedo imaginar, dijo Efflandt.

Guillén, quien se encontraba desaparecida desde abril, fue asesinada y desmembrada por el especialista del Ejército Aaron Robinson, un soldado de 20 años originario de Calumet City, Illinois, quien se quitó la vida la semana pasada, de acuerdo con investigadores federales y militares.

Cecily Aguilar, una civil de 22 años residente de Killeen, ha sido arrestada y acusada con un cargo de manipular evidencia por supuestamente ayudar a ocultar el cuerpo de Guillén.

Aguilar tuvo su comparecencia inicial el lunes ante un tribunal federal de Waco, donde dijo que entendía los cargos que enfrentaba. De ser declarada culpable, podría ser condenada hasta a 20 años en una cárcel federal y a pagar una multa de hasta 250.000 dólares. Su próxima comparecencia fue programada para el 14 de julio.

Los restos fueron localizados cerca del río León en el condado Bell, a unos 32 kilómetros (20 millas) al este de Fort Hood.

Natalie Khwam, abogada que representa a la familia de Guillén, dijo que oficiales del Ejército les dijeron que la identificación de los restos tomó más tiempo de lo previsto debido a que el rostro de la soldado fue golpeado de tal forma que no pudieron utilizar los registros dentales.

Su madre está sumamente perturbada por el hecho de que ni siquiera pueden enterrar su cuerpo porque sólo hay fragmentos, declaró Khawam.