México: Habitantes cierran paso a pueblo por temor al virus

Los residentes de la ciudad mexicana de Sonoyta, frente a Lukeville, Arizona, bloquearon brevemente la carretera principal que conduce hacia el sur desde la frontera de Estados Unidos durante el fin d...

Los residentes de la ciudad mexicana de Sonoyta, frente a Lukeville, Arizona, bloquearon brevemente la carretera principal que conduce hacia el sur desde la frontera de Estados Unidos durante el fin de semana por temor a brotes de coronavirus.

Arizona ha visto un gran aumento en las infecciones y hay preocupaciones de que haya un pico en los contagios tras el fin de semana feriado del 4 de julio, cuando en Estados Unidos conmemoraron el Día de la Independencia.

El alcalde de Sonoyta, José Ramos Arzate, emitió un comunicado el sábado invitando al turismo estadounidense a no visitar México.

Los residentes locales se organizaron el sábado para cerrar la carretera con sus autos en el lado mexicano.

Un video publicado por los residentes mostraba a varios viajeros quejándose de que tenían derecho a cruzar porque eran ciudadanos mexicanos. Este camino es la ruta más rápida hacia el balneario de Puerto Peñasco, también conocido como Rocky Point.

Ramos Arzate escribió que a las personas de Estados Unidos solo se les permitirá ingresar solo para asuntos debidamente esenciales, por lo cual, seguirá operando el filtro y punto de revisión ubicado a unos metros de la aduana de Sonoyta-Lukeville AZ.

Todo lo anterior lo acordamos con el fin de salvaguardar la salud de nuestra comunidad al existir un incremento acelerado de contagios de COVID-19 en el estado vecino de Arizona. Es nuestro deber como autoridades municipales proteger la salud de nuestro municipio por lo cual seguiremos implementando las medidas necesarias para evitar más muertes y contagios en nuestra localidad, agregó.

Ambos países habían acordado limitar los cruces fronterizos a las actividades esenciales, pero hasta esta semana, eso se había aplicado principalmente para las personas que ingresan a Estados Unidos, no al revés.

Los residentes de Sonoyta exigieron controles de salud a los visitantes que llegan, mejores instalaciones de atención médica y la realización de más pruebas de diagnóstico.

Ha habido cierto resentimiento por el hecho de que a los turistas pero no a los residentes les hayan permitido llegar a Puerto Peñasco, donde se encuentran muchos bancos y otros servicios.