Opositores a redes 5G queman antenas de telefonía en Chipre

Un pequeño grupo de personas que se oponen a la tecnología 5G de telefonía móvil probablemente es responsable de quemar cuatro conjuntos de antenas en la localidad costera de Limasol, en Chipre, i...

Un pequeño grupo de personas que se oponen a la tecnología 5G de telefonía móvil probablemente es responsable de quemar cuatro conjuntos de antenas en la localidad costera de Limasol, en Chipre, informó el viernes un agente de la policía chipriota.

Las autoridades han acordado con los proveedores de servicios de telecomunicación reforzar la seguridad de las instalaciones, incluyendo vallas más sólidas y patrullajes policiales más frecuentes, comentó el portavoz de la policía Christos Andreou a The Associated Press.

Un comunicado emitido por la Autoridad de Telecomunicaciones de Chipre señaló que las autoridades están muy preocupadas por los incendios premeditados nocturnos realizados esta semana en tres partes de la ciudad.

Algunas de las antenas dañadas también son propiedad de competidores de telefonía móvil de la autoridad. Los daños en una instalación afectarán las conexiones de telefonía móvil en la zona durante semanas hasta que se finalicen las reparaciones, señaló la autoridad.

Actualmente, Chipre no cuenta con instalaciones de redes 5G.

Se han registrado actos de vandalismo similares decenas de veces este año en Europa, donde las teorías de conspiración que vinculan las nuevas redes 5G con la pandemia de coronavirus están provocando ataques incendiarios contra las torres celulares.

Las creencias populares y las teorías de conspiración en torno a que las comunicaciones inalámbricas representan una amenaza han existido desde hace tiempo, pero la propagación del coronavirus a nivel mundial al mismo tiempo que las naciones están implementando la tecnología inalámbrica de quinta generación han amplificado algunas de esas narrativas falsas.

El último incidente en Chipre se produjo luego de otros tres intentos de quemar antenas de telefonía móvil más viejas en Limasol durante el confinamiento por el coronavirus, el cual se implementó en marzo en la nación mediterránea.

Una pequeña pero ruidosa campaña por internet contra la tecnología 5G alega que las emisiones de las antenas representan un grave riesgo de salud y podrían estar vinculadas a la propagación del COVID-19 al debilitar el sistema inmunitario de los seres humanos.

Los incidentes anteriores provocaron que el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, emitiera un comunicado en abril desestimando lo que calificó como temores infundados de que las redes 5G representan algún tipo de peligro para la salud pública o la seguridad.

Andreou dijo que la policía ha abierto 22 procesos contra individuos por incitar a otras personas a dañar antenas de telefonía móvil.