Vándalos pintarrajean estatua de la Sirenita en Copenhague

Vándalos han pintarrajeado la celebre escultura de la Sirenita de Hans Christian Andersen, una de las principales atracciones turísticas de Copenhague, con la inscripción pescado racista.

Vándalos han pintarrajeado la celebre escultura de la Sirenita de Hans Christian Andersen, una de las principales atracciones turísticas de Copenhague, con la inscripción pescado racista.

La inscripción fue colocada en la piedra sobre la cual se sienta la escultura de 1,65 metros de altura en la entrada al puerto de Copenhague.

Nadie reivindicó el hecho.

La estatua en homenaje al cuentista danés Andersen es desde hace años un blanco predilecto de los vándalos, que la han derribado, decapitado y pintarrajeado.

El bronce se basa en la sirena, hija de un rey mítico del mar, que en el cuento de Andersen se enamora de un príncipe y anhela convertirse en ser humano.

El mes pasado, la estatua en Copenhague de un misionero danés que encabezó la colonización de Groenlandia, fue pintarrajeada de rojo con la palabra descolonizar.

No se sabe si los dos casos de vandalismo están ligados. En todo el mundo hay movimientos contra estatuas y monumentos a la luz de las manifestaciones por la justicia racial tras la muerte de George Floyd en Minneapolis.

El jueves, activistas por los derechos humanos acusaron a las autoridades danesas de desconocer el racismo por sostener que el asesinato de un hombre birracial por dos hombres blancos no obedeció a motivos raciales.