Chile registra una baja en los casos diarios de COVID-19

Chile registró una leve baja en la tasa diaria de nuevos casos de COVID-19, pero las autoridades advirtieron que no hay que relajar las medidas sanitarias, incluidas las cuarentenas.

Chile registró una leve baja en la tasa diaria de nuevos casos de COVID-19, pero las autoridades advirtieron que no hay que relajar las medidas sanitarias, incluidas las cuarentenas.

En la última semana los contagios disminuyeron un 18%, informó el miércoles el ministro de Salud, Enrique París. El país acumula unos 282.000 infectados y 9.000 fallecidos.

París precisó que la positividad de las pruebas que detectan el coronavirus se mantiene en un 25%, es decir que de cada 100 exámenes 25 son positivos, y llamó a no bajar los brazos y respetar las medidas sanitarias.

Chile se ubica en el séptimo lugar del mundo con más infectados por millón de habitantes y en la última semana sumó 27.000 nuevos contagios.

Durante los primeros 20 días de junio el país alcanzó un promedio de entre 5.000 y 6.000 casos nuevos por jornada.

Chile, la patria, necesita también un reconocimiento, necesita una luz de esperanza... Es una pequeña, leve, incipiente mejoría, enfatizó París.

El secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, dijo que hay algunos signos de mejoría pero nosotros hemos sido insistentes en cuidar las palabras, en cuidar el tono, principalmente porque ya sabemos lo que nos pasó a mediados de abril y obviamente no queremos caer en lo mismo.

Bernocci se refería a los mensajes del mandatario Sebastián Piñera y su gobierno durante aquel mes sobre un retorno seguro y una nueva normalidad.

Creemos que nuestro país no tiene espacio para más error, requiere una intervención inmediata del Ministerio de Salud y de recursos económicos aportados por el gobierno, enfatizó la presidenta de los médicos, Izkia Siches.

Siches y expertos demandaron el miércoles un sistema integrado de salud que incluya residencias sanitarias para aislar a los infectados y apoyo tecnológico para la salud primaria, a la que se entregó la responsabilidad de seguir a los contagiados y sus contactos.

El ministro París, que asumió el 13 de junio, admitió que Chile sólo detecta un 60% de los casos mientras la Organización Mundial de la Salud recomienda ubicar al menos al 90%.

La subsecretaria de Salud, Paula Daza, informó que se pondrá en marcha un nuevo protocolo de seguimiento que coincidirá con las demandas de los médicos.

Otro escollo para detener la cadena de contagios en Chile ha sido la gran movilidad de personas pese a las cuarentenas, que sólo han disminuido en un 31% los traslados a nivel nacional y en un 41% en Santiago.