Repartidores protestan contra precariedad laboral en Brasil

han sido los más afectados por la crisis.

han sido los más afectados por la crisis.

El presidente Jair Bolsonaro, criticado por su gestión sanitaria, ha hecho de la economía su principal preocupación desde la llegada de la pandemia. Alertó varias veces que el paro excesivo de actividades puede generar un impacto peor que el del propio virus, al destruir empleos y quitar a muchos informales su fuente de renta.

Además de integrar uno de los sectores peor pagados, los repartidores no cuentan con protección laboral y están expuestos a contagios de coronavirus en un país que ya ha registrado más de 1.400.000 infectados y cerca de 60.000 muertes por la enfermedad.

En las redes sociales se extendió el pedido a la población a que contribuya con el reclamo con un boicot a estas empresas, evitando ordenar entregas y colocando notas bajas a las tiendas que trabajan con reparto por aplicaciones.