Se reúnen militares de India y China para aliviar tensión

Comandantes militares de India y China se reunieron por tercera vez en un intento por aliviar la confrontación entre ambas naciones sobre un territorio disputado y recalcaron la necesidad de comenzar...

Comandantes militares de India y China se reunieron por tercera vez en un intento por aliviar la confrontación entre ambas naciones sobre un territorio disputado y recalcaron la necesidad de comenzar una disminución gradual de la tensión tras el choque más reciente, ocurrido hace dos semanas, informó el miércoles un alto funcionario del ejército indio.

El funcionario dijo que se esperan más reuniones, tanto entre militares como entre diplomáticos, para llegar a una solución mutuamente aceptable y asegurar la paz junto a la disputada Línea de Control Real.

La última reunión se realizó el martes en el lado indio de la frontera, agregó.

El funcionario habló bajo condición de preservar el anonimato porque no estaba autorizado a hablar con la prensa. No hubo comentario inmediato de la parte china.

El jefe del ejército indio, general M.M. Naravane, visitó el área en Ladakh la semana pasada para pasar revista a sus tropas luego de un choque directo entre soldados indios y chinos el 15 de junio que dejó 20 soldados indios muertos. Las autoridades indias dicen que también hubo bajas del lado chino, pero no ha habido confirmación por parte de Beijing.

Funcionarios indios dicen que el enfrentamiento más reciente comenzó a inicios de mayo, cuando un contingente grande de soldados chinos ingresó a territorio bajo control de India en tres puntos de Ladakh y erigieron tiendas de campaña.

Dicen que los soldados ignoraron advertencias verbales reiteradas, lo que desató un duelo a gritos, pedradas y puñetazos en al menos un sitio junto al Lago Pangong, escena de choques similares anteriormente.

El Valle de Galwan, donde ocurrió el choque, es parte de un tramo remoto de la Línea de Control Real de 3.380 kilómetros (2.100 millas) de largo, que es la frontera establecida tras una guerra entre India y China en 1962.

Enfurecidos por las tensiones por la confrontación del 15 de junio, manifestantes en India han estado demandando un boicot contra los productos chinos.