Juez en Líbano prohíbe entrevistar a embajadora de EEUU

Un juez libanés prohibió el sábado a medios noticiosos locales y extranjeros entrevistar durante un año a la embajadora estadounidense en Beirut, luego que ella criticara en una entrevista recient...

Un juez libanés prohibió el sábado a medios noticiosos locales y extranjeros entrevistar durante un año a la embajadora estadounidense en Beirut, luego que ella criticara en una entrevista reciente al poderoso grupo sedicioso paramilitar Hezbollah y lo catalogara como una amenaza para la paz social.

La decisión de la corte refleja la creciente tensión entre Estados Unidos y Hezbollah, al tiempo que revela un aumento de las desavenencias entre los diversos grupos en el Líbano, país que enfrenta la peor crisis económica en su historia moderna.

En la ciudad sureña de Tiro, el juez Mohamad Mazeh dijo haber establecido la medida después de recibir la queja de un ciudadano que consideró insultantes para el pueblo libanés las declaraciones de la embajadora Dorothy Shea a una televisora saudí.

Mazeh señaló que los comentarios de Shea incitaban a una lucha sectaria y ponen en peligro la paz social. El juez añadió que no puede prohibir a la embajadora hablar, pero sí puede prohibir a la prensa entrevistarla durante un año. Mazeh reveló su fallo el sábado, al inicio del fin de semana, por considerar que el asunto era urgente.

Diversos medios reaccionaron de inmediato en contra de la decisión del juez.

La cadena privada LBC TV indicó que apelará el fallo, al que describió como una violación a la libertad de prensa. Los detractores de Hezbollah consideraron que la decisión está politizada.

Sin embargo, otras partes calificaron la medida de valiente en las redes sociales y afirmaron que Shea se había extralimitado por interferir en los asuntos internos de Líbano.

La ministra de Información, Manal Abdel-Samad escribió en Twitter que el poder judicial estaría reaccionando a la intromisión de algunos diplomáticos en los asuntos del país. Sin embargo, nadie tiene derecho a impedir a la prensa hacer coberturas noticiosas ni a socavar la libertad de prensa, escribió.

El juez emitió su fallo un día después de que Shea dijera a la televisora saudí Al-Hadath que Washington está muy preocupado por el papel de Hezbollah en el gobierno.