División entre republicanos en torno a los refugiados sirios

Algunos republicanos se resisten a la agresiva oposición de un sector en su partido a la admisión de los refugiados sirios en Estados Unidos, en una nueva evidencia de una división interna que...

Algunos republicanos se resisten a la agresiva oposición de un sector en su partido a la admisión de los refugiados sirios en Estados Unidos, en una nueva evidencia de una división interna que amenaza complicar los contactos del partido con las minorías de cara a las elecciones presidenciales.

Aquellos republicanos se han unido a los demócratas que equiparan la resistencia a los refugiados con el rechazo del gobierno estadounidense a los judíos que huían de la Alemania nazi y a la internación de los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. Mientras los conservadores aducen preocupaciones de seguridad después de los ataques en París que pueden haber involucrado a refugiados sirios, otros en el partido temen que la posición republicana en el Congreso y las capitales estatales en la nación parezca xenofobia.

"Un refugiado es alguien que tiene un temor fundado de que lo van a matar", afirmó Alfonso Aguilar, un republicano que se desempeñó en el gobierno de George W. Bush y que dirige ahora la Sociedad Latina para Principios Conservadores (Latino Partnership for Conservative Principles). "Cerrarles la puerta me recuerda a cuando Franklin D. Roosevelt no permitía que los judíos desembarcaran en Estados Unidos durante los años de la Alemania nazi. ¿A dónde van a ir?")

Aguilar dijo que los votantes moderados podrían considerar la oposición republicana a los refugiados como manifestación de intolerancia. Advirtió que eso podría perjudicar al partido en las elecciones presidenciales. Pero los republicanos que promueven una pausa en el influjo de refugiados también ven la necesidad de ser cuidadosos por temor a ataques en suelo estadounidense días después del ataque más mortífero en Francia en 70 años.

Varios republicanos --aspirantes a la candidatura presidencial, gobernadores y senadores-- han reclamado demorar o rechazar la recepción de refugiados sirios aduciendo que uno de los responsables de los ataques del viernes pudo haber entrado en Francia con un pasaporte sirio. Un proyecto de ley presentado por el senador republicano Rand Paul, aspirante a la candidatura presidencial, podría permitir que los republicano bloquearan el objetivo del presidente Barack Obama de recibir 10.000 refugiados sirios más durante el presente año fiscal.

"Llenar el país con gente que tiene un sistema de creencias completamente diferente... y esperar que no se alcen contra su benefactor es insensato", afirmó el representante Steve King en una entrevista el martes. Agregó que no debería permitirse el ingreso de refugiados de Siria "a menos que sean refugiados cristianos amenazados por genocidio".

Ese es exactamente el tipo de mensaje que los líderes republicanos esperaban evitar después de una desastrosa elección en 2012 en la que los votantes de minorías rechazaron a los republicanos por cifras récord.