Denuncian en Connecticut acoso de hombres negros e hispanos

y diciéndole a los otros hombres que su nombre era Dios.

y diciéndole a los otros hombres que su nombre era Dios.

Los hombres aludidos acusaron a Dudek de haberlos rociado con una sustancia irritante.

Lo que nos sucedió es un ejemplo claro de cómo este hombre usó la policía como arma y, como hombre negro en Estados Unidos, esto me sucede demasiado a menudo, dijo en una conferencia de prensa el jueves un miembro del grupo, Tarae Frazier, de 24 años y residente en Stamford.

No se pudo contactar a Dudek el viernes para saber sus comentarios. Se dejó un mensaje telefónico en su negocio y nadie respondió a otro teléfono a su nombre.

Darnell Crosland, un abogado de los cinco hombres confrontados por Dudek, pidió a la policía que acuse al hombre de agresión, intimidación basada en prejuicios y presentar un reporte falso de hostigamiento. La policía dijo que sigue investigando.

Crosland dijo que el incidente en Stamford le recordó uno ocurrido el 25 de mayo en el Central Park en Nueva York, cuando una mujer blanca, Amy Coper, llamo a la policía para reportar a un hombre negro, Christian Cooper, luego que éste le dijo que sujetara a su perro con la correa.

Ese incidente también fue grabado en un video muy difundido que desató acusaciones de racismo y llevó al despido de Cooper de su trabajo. No hubo arrestos y la mujer se disculpó.