Hermanos cambian de parecer, cooperarán en caso de Smollett

Dos hermanos que admitieron que ayudaron al actor Jussie Smollett a montar un supuesto ataque racista y homófobo en Chicago el año pasado están nuevamente dispuestos a cooperar en el caso tras habe...

Dos hermanos que admitieron que ayudaron al actor Jussie Smollett a montar un supuesto ataque racista y homófobo en Chicago el año pasado están nuevamente dispuestos a cooperar en el caso tras haber afirmado inicialmente lo contrario, dijo su abogada el jueves.

En otro giro extraño de esta historia, la abogada Gloria Schmidt Rodriguez dijo en un comunicado que Abimbola (Abel) y Olabinjo (Ola) Osundairo cambiaron de parecer luego que una pistola de 9 milímetros que había sido confiscada durante una pesquisa en su casa el año pasado fue localizada tras haber desaparecido.

Abel y Ola reanudarán su cooperación en el caso de Smollett ahora que el arma fue entregada por la oficina del fiscal especial, escribió Schmidt Rodriguez, haciendo referencia al fiscal especial Dan Webb, quien lleva el caso. Los dos, escribió en una carta separada a Webb, están listos para rendir declaración en el juicio.

El cambio de postura de los hermanos se dio a conocer dos horas después de que varios medios noticiosos reportaran que los Osundairo no cooperarían más, de acuerdo con su abogada debido a la desaparición de la pistola y la sensación de que los abogados del departamento de policía los estaban tratando como sospechosos.

Un experto legal calificó esa amenaza como infundada porque los hermanos ya habían testificado ante un jurado acusador, lo que significa que si mantenían esta postura los fiscales simplemente podrían leer ese testimonio en la corte.

Lo que dijeron ya está en actas, dijo David Erickson, exjuez estatal de apelaciones y profesor de derecho del Chicago Kent College.

Erickson dijo que si los hermanos iban a la corte y se negaban a declarar en el juicio, no había nada que impidiera que el juez los sancionara por desacato y que los fiscales los acusaran por su admisión de haber participado en lo que las autoridades consideran que fue un ataque montado por Smollett como un ardid publicitario.

Smollett, quien es negro y abiertamente gay, supuestamente le pagó a los hermanos 3.500 dólares para ayudarle a montar el ataque de enero de 2019. El antiguo actor de la serie Empire fue acusado de mentir a la policía, pero la oficina del fiscal del condado de Cook anunció que retiraría los cargos.

Subsecuentemente un juez ordenó a un fiscal especial que investigara y el fiscal formuló una nueva acusación contra Smollett, quien sostiene su inocencia.