Sotomayor pensó abandonar el proceso de confirmación a Corte

Sonia Sotomayor, jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, dijo el martes que estuvo cerca de retirarse del proceso de confirmación al cargo, pero un amigo, al hacerle notar la falta de hispanos...

Sonia Sotomayor, jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, dijo el martes que estuvo cerca de retirarse del proceso de confirmación al cargo, pero un amigo, al hacerle notar la falta de hispanos en el liderazgo nacional, le dijo: "Esto no se trata de ti".

Ella siguió adelante, encogiéndose de hombros ante lo que describió como críticas hirientes de algunos que decían que no era suficientemente inteligente, y en 2009 se convirtió en la primera jueza hispana en el máximo tribunal.

La magistrada de ascendencia puertorriqueña, que superó una infancia de pobreza en un complejo de viviendas subvencionadas en el Bronx, dijo ante una audiencia en la Escuela de Derecho de la Universidad de Richmond que ella supo que su decisión de perseverar era la correcta cuando una refugiada albana le dijo con lágrimas en los ojos que su éxito, contra todo pronóstico, le dio esperanza.

Como es su costumbre, Sotomayor deambuló por el salón mientras tomaba preguntas de estudiantes respecto a su vida y su carrera, y luego posó con ellos para fotografías en un evento que duró poco más de una hora, el cual la Escuela de Derecho describió como "una conversación" con la juez.

Un estudiante preguntó si opiniones escritas de la corte en ocasiones beligerantes reflejaban diferencias personales. Sotomayor dijo que las opiniones más ásperas usualmente son de los disidentes.

"Ellos quieren mirarlo a uno y sacudirlo y decir, '¿qué sucede con usted que no ve las cosas como yo las veo?''', respondió Sotomayor.

Dijo que eso sólo refleja pasión sobre el asunto jurídico, no animosidad. Un juez ha escrito algunas cosas que le molestan particularmente, dijo Sotomayor, pero "seguimos siendo muy buenos amigos. He cenado en su casa".

Sotomayor dijo que existe una razón práctica para que los jueces se lleven bien: "podría necesitar su voto en el siguiente caso", señaló.

Antes de ser nominada a la Corte Suprema por el presidente Barack Obama, Sotomayor prestó servicio como jueza en la Corte Federal de Apelaciones del Segundo Circuito y como jueza federal de distrito en Nueva York. Anteriormente en su carrera fue una abogada privada y una fiscal de distrito asistente en Nueva York.

Dijo a los estudiantes de derecho que sus cargos como fiscal y jueza fueron una preparación especialmente buena para su cargo actual.

"La habilidad para comprender cómo deberían desarrollarse los hechos y cómo fluyen los argumentos a partir de ahí, eso es lo que hace a un gran abogado", agregó.