Alemania acusa a Rusia de un asesinato en Berlín

La fiscalía alemana acusó el jueves de asesinato a un ciudadano ruso por la muerte de un hombre georgiano baleado a plena luz del día en Berlín el año pasado, y dijo que el estado ruso ordenó el...

La fiscalía alemana acusó el jueves de asesinato a un ciudadano ruso por la muerte de un hombre georgiano baleado a plena luz del día en Berlín el año pasado, y dijo que el estado ruso ordenó el crimen.

El caso llevó al Ministerio alemán de Exteriores a expulsar a dos diplomáticos rusos alegando falta de cooperación con la investigación del crimen, cometido el 23 de agosto. El embajador ruso fue convocado de nuevo el jueves al Ministerio alemán de Exteriores en Berlín, en un clima de tensión entre los dos países.

La víctima, Tornike K., identificada en medios por su alias, Zelimkhan Khangoshvili, era un ciudadano georgiano de etnia chechena que combatió contra tropas rusas en Chechenia. Había sobrevivido a varios intentos de asesinato y seguía recibiendo amenazas tras huir a Alemania en 2016.

La fiscalía federal acusó el jueves de asesinato y un delito de armas a un ciudadano ruso identificado como Vadim K., alias Vadim S.

En algún momento antes de mediados de julio del año pasado, señaló la fiscalía, agencias estatales del gobierno de la Federación Rusa le encargaron liquidar a la víctima.

El sospechoso aceptó el encargo estatal de asesinato, según un comunicado de la fiscalía. O bien confiaba en una recompensa económica o compartía los motivos de los que le encargaron matar a un rival político y vengar su participación en conflictos anteriores con Rusia.

El acusado se acercó por la espalda a Tornike K. en una bicicleta y le disparó tres veces, según la fiscalía. Fue detenido cerca del lugar del crimen poco después y lleva retenido desde entonces.

El caso de asesinato y la supuesta implicación rusa en el ataque informático al parlamento alemán en 2015 han afectado a las relaciones entre los dos países en los últimos meses. Alemania dijo el mes pasado que pediría sanciones de la Unión Europea contra un hombre ruso por su supuesto papel en el hackeo.

Una vez más invitamos al embajador ruso para una reunión en el Ministerio de Exteriores hoy para dejar meridianamente clara una vez más nuestra postura al lado ruso, y el gobierno alemán se reserva expresamente el derecho a emprender más medidas en este caso, dijo el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, en declaraciones el jueves a periodistas en Viena tras el anuncio de la fiscalía.