La vida de los negros importa
Miles de personas salieron a las calles para protestar por la violencia policiaca dirigida, en especial hacia los afroestadunidenses desarmados. NOTIMEX

El gobierno de Minnesota está investigando la muerte a manos de la policía de un hombre negro de Minneapolis sospechoso de un asalto, un incidente que provocó protestas e hizo que el alcalde y el jefe de la policía convocaran a una reunión comunitaria.

La policía dijo que su investigación preliminar muestra que el hombre no estaba esposado Relatos de algunos testigos, según los cuales el hombre estaba esposado cuando fue baleado la madrugada del domingo, provocaron indignación. La policía dijo que su investigación preliminar muestra que el hombre no estaba esposado, pero dijeron que hay una investigación en curso.

Jason Sole, presidente del comité de justicia penal de la delegación en Minneapolis de la organización de los derechos de los negros NAACP, dijo que muchos residentes negros del norte de Minneapolis están furiosos.

"Hemos estado diciendo desde hace mucho tiempo que Minneapolis está a una bala de distancia de Ferguson", agregó, refiriéndose a las protestas en todo el país a raíz de un tiroteo de la policía el año pasado en ese suburbio de St. Louis. "Esa bala fue disparada anoche. Queremos justicia de inmediato", dijo Sole al noticiario de la radioemisora pública de Minnesota.

Los disparos ocurrieron después de que se pidió la presencia de la policía en el norte de Minneapolis alrededor de las 00:45 horas del domingo por versiones de un asalto. Cuando los agentes llegaron, el hombre estaba interfiriendo con los paramédicos que estaban asistiendo a una víctima, dijo la policía. Los policías trataron de calmarlo, pero hubo un forcejeo.

En algún momento, un agente le disparó al menos una vez, hiriendo al hombre, dijo la policía. Testigos dijeron al diario Minneapolis Star Tribune que había una gran multitud en el lugar, y que los espectadores se agitaron cuando la policía les ordenó retroceder. Algunos testigos dijeron que la policía lanzó un irritante químico para dispersar a la multitud.

Las autoridades no han dado a conocer ninguna información sobre el policía que disparó, incluso su nombre y raza. Las autoridades se han negado a identificar al hombre baleado, pero la delegación de la NAACP en Minneapolis citó a familiares y testigos que dijeron que su nombre es Jamar Clark.

Una declaración emitida la noche del domingo por el representante estatal Raymond Dehn dijo que Clark estaba en terapia intensiva.

La alcaldesa de Minneapolis Betsy Hodges y la jefa policial Janee Harteau convocaron a una reunión comunitaria para atender las preocupaciones generadas.

Harteau dijo después de la reunión que se está propagando "información errónea" respecto al caso, pero no fue específica.