PARÍS
Homenaje a las víctimas de los ataques del viernes, en un memorial en la emblemática Plaza de la República de París. NOTIMEX

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha recalcado que los bombardeos que su país llevó a cabo la pasada noche contra Estado Islámico en Siria con los atentados de París, ya que el ataque yihadista del viernes "fue organizado, pensado, planificado desde Siria". El funcionario no ha descartado que se produzcan más ataques en territorio galo en los próximos días.

Valls precisó que los bombardeos anoche con cazas franceses contra "infraestructuras operativas" de Estado Islámico en la ciudad siria de Al Raqa consiguieron destruir los dos objetivos que se habían fijado."Se han destruido los dos objetivos operativos", ha afirmado en una entrevista con la emisora RTL, antes de precisar que participaron una decena de aviones de combate.

Francia está a menudo en la vanguardia para actuar contra el terrorismoEl primer ministro socialista recordó que tras esos ataques el presidente, François Hollande, había anunciado que la "respuesta estará a la altura del ataque" que han "sufrido". A la pregunta de por qué no se había actuado antes, respondió también que Francia está implicada en una coalición contra Estado Islámico, e hizo hincapié en que "el epicentro" de la amenaza de la organización yihadista "no está sólo en Siria" sino también en Irak.

"Francia está a menudo en la vanguardia para actuar contra el terrorismo", reiteró, antes de recordar la operación que se llevó a cabo en Mali, y que los militares franceses actúan en el Sahel y en otros escenarios por su propio interés, pero también por el de Europa.

Además, se preguntó: "¿Quién bombardea ahora Daesh? Los rusos, no. Son los franceses, los estadounidenses", en una alusión a las críticas de varios líderes de la oposición, incluido el expresidente Nicolas Sarkozy, que pidieron un cambio en la política exterior para sacar a Rusia del aislamiento diplomático de que es objeto por los occidentales y actuar conjuntamente con Moscú contra Estado Islámico.

Valls consideró que "todo el mundo debe movilizarse contra esta amenaza". Según las informaciones ofrecidas por el Ministerio de Defensa, los bombardeos en Al Raqa tuvieron como principal objetivo "un puesto de mando" de Estado Islámico que también servía como centro de reclutamiento y de depósito de armas y municiones. Además, los aviones también destruyeron un campo de entrenamiento del grupo yihadista.