Miles protestan contra el racismo en todo el mundo

con el fin de manifestarse en contra de la brutal muerte de Floyd y denunciar las desigualdades raciales en el país.

con el fin de manifestarse en contra de la brutal muerte de Floyd y denunciar las desigualdades raciales en el país.

Todo el mundo sabe que esto representa más que a George Floyd, más que sólo Estados Unidos, sino al racismo en todo el mundo, dijo Darcy Bourne, una estudiante de Londres.

Las protestas fueron mayormente pacíficas, pero por segundo día consecutivo hubo enfrentamientos cerca de las oficinas del primer ministro Boris Johnson. Los inconformes arrojaron objetos a la policía, que desplegó refuerzos para restaurar la calma.

Los manifestantes también arrojaron objetos contra los agentes en una calle frente a las puertas del Parlamento, donde había una barricada de policías antimotines.

El alcalde de Londres Sadiq Khan dijo que la violencia era simplemente inaceptable y pidió a los manifestantes que se apegaran a las leyes y mantuvieran el distanciamiento social de dos metros (6,5 pies) entre cada persona. Pero la mayoría de los inconformes hicieron caso omiso a esa exhortación, en especial en las inmediaciones de la embajada estadounidense.

Catorce agentes resultaron heridos durante los enfrentamientos del sábado en la zona central de Londres tras una manifestación pacífica a la que acudieron decenas de miles de personas. informó la policía.

Cientos de personas se presentaron el domingo a una plaza en el centro de Manchester, donde se arrodillaron en silencio como muestra de respeto a George Floyd.

En Hong Kong, unas 20 personas realizaron una marcha de solidaridad con el movimiento Black Lives Matter frente al consulado estadounidense.

Es un asunto global, dijo Quinland Anderson, un británico de 28 años que reside en Hong Kong. Debemos recordar que, a pesar de todo lo que vemos en Estados Unidos y en otras partes del mundo, las vidas de la comunidad de raza negra en verdad importan.

___

Frank Jordans reportó desde Berlín y John Leicester desde Le Pecq, Francia. Frances D™Emilio en Roma, Joseph Wilson en Barcelona; Katie Tam en Hong Kong; Frank Griffiths en Londres y Daniel Cole en Marsella, Francia, contribuyeron con este despacho.