Cachemira: Mueren 5 rebeldes en choques con soldados indios

Fuerzas del gobierno indio mataron al menos a cinco rebeldes durante un enfrentamiento en la disputada Cachemira el domingo, lo que desató violentas protestas de los residentes contra las autoridades...

Fuerzas del gobierno indio mataron al menos a cinco rebeldes durante un enfrentamiento en la disputada Cachemira el domingo, lo que desató violentas protestas de los residentes contra las autoridades de India, indicaron el ejército y residentes.

Soldados y policías de contrainsurgencia rodearon una aldea en la zona sureña de Shopian en la madrugada después de recibir información de que allí había extremistas ocultos, dijo el coronel Rajesh Kalia, un vocero del ejército.

El operativo de búsqueda de las tropas derivó en un tiroteo en el que murieron cinco insurgentes, afirmó Kalia.

Luego del enfrentamiento surgieron protestas y confrontaciones, pues cientos de residentes intentaron dirigirse al lugar del tiroteo en solidaridad con los rebeldes.

Con consignas en favor de los insurgentes y exigiendo el fin del gobierno indio sobre Cachemira, los manifestantes apedrearon a los policías y soldados paramilitares, que respondieron con perdigones y gas lacrimógeno para aplacarlos. No se reportaron fallecimientos en los choques, que se extendieron todo el día.

Los habitantes aseguraron que las tropas destruyeron con explosivos al menos una vivienda, una táctica que suelen aplicar contra los insurgentes en la región.

India ha intensificado sus operativos de contrainsurgencia en toda Cachemira en los últimos meses durante el confinamiento impuesto a nivel nacional por la pandemia del coronavirus. Los rebeldes también han mantenido sus ataques contra las fuerzas del gobierno y presuntos informantes.

El sábado por la noche, agresores no identificados irrumpieron en el hogar de un joven en el área noroccidental de Sopore y lo mataron a tiros, de acuerdo con la policía, que culpó a insurgentes por el crimen.

Cachemira está dividido entre India y Pakistán, pero ambos países reclaman la región completa. La mayoría de los habitantes de Cachemira apoyan las aspiraciones de los rebeldes de unificar el territorio, ya sea bajo el dominio de Pakistán o como país independiente, al tiempo que también participan en protestas civiles contra el gobierno indio.