López Obrador pide calma ante alza de muertes por virus

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador pidió el jueves a la población mantener la calma, mientras el país registraba su segundo día consecutivo con un elevado número de muertes por ...

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador pidió el jueves a la población mantener la calma, mientras el país registraba su segundo día consecutivo con un elevado número de muertes por coronavirus, equiparables a las de Brasil o Estados Unidos.

La secretaría de Salud anunció otros 816 decesos confirmados por COVID-19, un día después de que las autoridades reportaron 1.092 decesos, duplicando el récord previo de fallecimientos reportados en un solo día. Las autoridades señalaron que otras 1.033 muertes sospechosas por coronavirus aguardan confirmación, lo que deja entrever que los números diarios permanecerán elevados.

Los nuevos casos confirmados también aumentaron en cifras sin precedentes, con 4.442 infecciones reportadas el jueves.

El subsecretario de Salud Hugo López-Gatell intentó calmar los temores sobre las nuevas cifras, y afirmó que el número de muertes diarias alcanzó su punto más alto el 17 de mayo. Dijo que muchos de los fallecimientos reportados esta semana ocurrieron en mayo, pero no habían sido contabilizados debido al retraso en los reportes o pruebas.

Pero con un total de 12.545 muertos, reconoció que podrían perderse unas 35.000 vidas en el país por el COVID-19, según reportes de la prensa local. México ha registrado 105.680 contagios hasta el momento.

Los expertos señalan que el repentino incremento de decesos de esta semana se debió a varios factores, entre ellos la confirmación e inclusión de fallecimientos ocurridos en los últimos 25 días, de acuerdo con funcionarios de salud. Pero el país también vive el momento más crítico de la epidemia, con un drástico aumento en el número de contagios confirmados o sospechosos.

Que no haya psicosis, que no haya miedo, que no haya temor, que no hagamos caso al amarillismo, exhortó López Obrador el jueves desde el estado sureño de Chiapas.

El incremento en el reporte de muertes ocurrió en la primera semana posterior a que se declarara el fin de la fase de distanciamiento social impuesta por el gobierno federal, y mientras el presidente continúa con una gira de una semana con la que intenta reactivar la economía del país. López Obrador dijo que recomendaría medidas más severas en caso de que se registre un aumento en el número de contagios.

Hasta antes de esta semana, México reportaba entre 300 y 400 decesos diarios, tras haber impuesto un récord de 501 decesos reportados el 26 de mayo. La Secretaría de Salud no respondió por el momento una petición de información adicional.