Autoridades acusan a un agente del Servicio Secreto de 'sextear' con una menor

  • Envió mensajes mientras se hallaba en servicio en la Casa Blanca.
  • Lo que no sabía el agente es que quien pensó era una niña de 14 años en realidad era un policía encubierto.
  • El agente se entregó a la policía de Maryland luego de ser suspendido.

Las autoridades federales y estatales presentaron cargos contra un agente uniformado del Servicio Secreto por enviar imágenes y mensajes de texto obscenos a alguien que creyó era una menor de edad de Delaware, y en algunas ocasiones envió mensajes en línea mientras se hallaba en servicio en la Casa Blanca.

Es el hecho vergonzoso más reciente para el Servicio Secreto Lo que no sabía el agente Lee Robert Moore, de 37 años y oriundo de Maryland, era que la persona que pensó era una niña de 14 años en realidad era un policía encubierto de Delaware.

De acuerdo con una denuncia revelada el jueves en la corte federal en Wilmington, Moore se entregó a la policía estatal de Maryland el lunes después de ser suspendido la semana pasada.

Moore está acusado en una corte federal de intento de enviar material obsceno a una menor. También enfrenta una audiencia preliminar en una corte estatal el viernes por dos cargos por instigar a tener relaciones sexuales a alguien menor de 18 años y un cargo por proveer material obsceno a una persona menor de 18.

Según la denuncia federal, Moore participó con frecuencia en chats en línea mientras se encontraba en servicio, y en una ocasión pidió al agente encubierto que le enviara algo "excitante" mientras revisaba documentos de identificación en la entrada de un edificio y se quejó de que "hoy el trabajo apesta".

En un comunicado enviado el jueves a través de un correo electrónico, la agencia informó que el asunto fue reportado a su Oficina de Responsabilidad Profesional el 6 de noviembre. El documento añadió que la autorización de seguridad de Moore fue suspendida ese mismo día, el equipo que le proporcionó el Servicio Secreto fue recuperado, su acceso a las instalaciones del Servicio Secreto fue cancelado y el agente fue suspendido.

"El Servicio Secreto toma las acusaciones de potencial actividad delictiva extremadamente en serio", subrayó la agencia en el comunicado.

El arresto de Moore es el hecho vergonzoso más reciente para el Servicio Secreto, que está a cargo de proteger al presidente y su familia. La agencia se ha visto plagada de una serie de escándalos que comenzaron en 2012 cuando más de una decena de agentes y funcionarios fueron involucrados en la contratación de prostitutas durante una visita presidencial a Sudamérica.