Marco Rubio: "Vamos a tener que deportar a algunas personas" antes de una reforma migratoria

  • Dijo que los estadounidenses estarían escépticos de examinar una reforma hasta que el gobierno muestre su compromiso para aplicar las leyes vigentes.
  • Los criminales van a tener que ser deportados. "Así es como se aplica la ley".
  • Criticó a quienes quieren deportar 11 millones de indocumentados.

El aspirante republicanode origen cubano Marco Rubio dijo que "habrá gente que será deportada" antes de que el Congreso pueda avanzar hacia una reforma migratoria.

Vamos a tener que expulsar a algunas personas de lo contrario si no vas a cumplir la ley, ¿cuál es el objetivo de tener esas leyes? Rubio, cuyo apoyo en el pasado a una reforma migratoria ha estado en la mira y resucitó en las encuestas a las primarias republicanas, dijo que los estadounidenses estarían escépticos de examinar una reforma migratoria hasta que el gobierno muestre su compromiso para aplicar las leyes vigentes.

"Vamos a tener que expulsar a algunas personas de lo contrario si no vas a cumplir la ley, ¿cuál es el objetivo de tener esas leyes?", cuestionó Rubio durante una entrevista con el programa "America's Newsroom" de la cadena FOX.

Rubio señaló que los criminales, los que no han estado aquí mucho tiempo y los que se han quedado más del tiempo permitido por su visas, van a tener que ser deportados. "Así es como se aplica la ley", añadió.

El senador por Florida criticó, sin embargo, a aquellos que quieren deportar 11 millones de indocumentados y especialmente a aquellos que tienen 15 años en este país y nunca han violado la ley.

"Tiene que haber un proceso para lidiar con esto de una manera realista", apuntó.

Rubio, quien llegó al Senado por Florida impulsado por el movimiento ultraconservador del Tea Party en 2010, fue uno de los patrocinadores que buscaron poner solución a los más de 11 millones de indocumentados existentes en el país en 2013 en el Congreso como parte de llamado "Grupo de los Ocho".

Pese a que la Cámara Alta dio su visto bueno a este proyecto bipartidista, su aprobación se estancó en el Congreso, donde enfrentó una gran oposición de los republicanos. En ese momento Rubio retiró su apoyo al texto.

Desde entonces Rubio ha tenido que lidiar con ese retroceso y necesita convencer a los republicanos que se puede confiar en él en el tema migratorio.

El Senador no apoya una amnistía, pero si un camino a la legalización para algunos de los indocumentados si cumplen con un conjunto de arduos requisitos.

Rubio insistió que antes de considerar cualquier situación jurídica en el tema migratorio, el gobierno de Estados Unidos, primero tiene que demostrar que la inmigración ilegal está bajo control, asegurar la frontera, deportar a delincuentes, y modernizar el sistema de inmigración basado en el mérito y no sólo en la familia.